NOTICIAS

  • 8 de septiembre de 2010

    La ley Lacey en EEUU también afecta a los fabricantes de guitarras
    imagen_6582.jpg

    Por la Ley Lacey se requiere que los importadores presenten, en el momento de importar determinados vegetales y productos vegetales, una declaración que, entre otros datos, contenga el nombre científico de las plantas, el valor de la importación, la cantidad de ejemplares y el nombre del país en que se recogieron. El organismo encargado de controlar su cumplimiento es el APHIS (Plant Health Inspection Service.

    Por primera vez a las empresas se les requiere por ley a responder a cuestiones básicas sobre su cadena de suministro y a saber exactamente de dónde procede su madera. Un ejemplo de investigación reciente ha sido el realizado a la famosa empresa fabricante de guitarras Gibson, en Nashville (Tennessee) a la que se inspeccionó con carácter sorpresa. Su Consejero delegado, Henry Juszkiewicz ha tomado un papel importante en urgir al sector de la música, desde hace 6 años para usar especies sostenibles. Un comunicado de la empresa manifiesta su completa disponibilidad y cooperación con los agentes federales de pesca y vida salvaje. Es bien conocido que los luthiers emplean gran cantidad de maderas exóticas, aunque en cantidades muy pequeñas, comparados con la industria del mueble, por ejemplo. Existe una gran rotación en el empleo de maderas y pueden sustituirse fácilmente por otras parecidas.

    Las guitarras Gibson son famosas por haberlas empleado músicos como Jimmy Hendrix, Frank Zappa, Neil Young, Carlos Santana, Erik Clapton, John Lennon y Paul Macartney, Carlos Santana y un largo etcétera que figuran en http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Gibson_players 

     

    Fuente: Wood Purchasing News Junio/julio 2010