NOTICIAS

  • 22 de septiembre de 2017

    Rehabilitación del Parador de Toledo con el sistema SATE de Cubierta Onduline®
    imagen_8902.jpg

    El SATE de cubierta Onduline® es una solución técnica ideal para la rehabilitación energética de cubiertas inclinadas compuestas por superficies continuas como: forjados de hormigón, cerámicos o de madera. Este innovador sistema mejora la eficiencia energética del edificio, además de crear una cubierta totalmente impermeabilizada y ventilada con 30 años de garantía.

    La empresa multinacional Onduline®, líder en sistemas ligeros de impermeabilización y aislamiento para cubierta inclinada, ha participado en la rehabilitación del acogedor Parador de Toledo con su sistema de rehabilitación energética de tejados: el SATE de Cubierta Onduline®.

    Este extraordinario Parador, inaugurado en 1965, se emplaza sobre un privilegiado cerro al sur de Toledo, en la zona conocida como Cigarrales, ofreciendo unas excepcionales vistas de la ciudad patrimonio de la humanidad.

    La configuración del complejo, se basa en una construcción de dos plantas extendidas de típico estilo toledano, con grandes porches y soleras que armonizan con la arquitectura típica de la zona de los Cigarrales. Su cubierta de teja árabe, mantiene, al igual que el interior, la esencia tradicional de composición rectangular y alargada que se consuma con la regional combinación de piedra y madera.

    La rehabilitación del tejado, que ha afectado a una superficie total de unos 3.900 m2, ha sido adjudicada y ejecutada por la empresa constructora Proviser Ibérica. El proyecto técnico, redactado por el arquitecto Juan Carlos Cifuentes, ha tenido en cuenta la reparación integral del tejado, así como su mejora de eficiencia energética y estanqueidad.

    Debido al importante deterioro que presentaba la cubierta, se hacía necesario instalar un sistema ligero que garantizase la impermeabilización y el aislamiento en cubierta, tiendo además que ser muy rápido de instalar dado el corto plazo de ejecución existente. El sistema SATE de Cubierta Ondulin ha sido la solución constructiva escogida para la rehabilitación del tejado, por su rápida aplicación directamente sobre el forjado, permitiendo dotar fácilmente al tejado de un aislamiento continuo y garantizando la estanqueidad por 30 años.

    Las tareas de reparación del tejado han constado de diferentes fases y actuaciones debido a las distintas composiciones existentes entre unas y otras zonas de cubierta. En general, se han retirado y aprovechado la mayor parte de tejas posibles para su reutilización como tejas cobija.

    Una vez retirada la teja, se ha procedido al saneado y regularización de los distintos tipos de forjado de cubierta. En algunas zonas el tejado constaba de solera de hormigón, en otros de rasilla cerámica con capa de compresión y en la zona de porches se asentaba sobre una estructura de pares de madera las bovedillas de yeso y rasilla con capa de compresión.

    En todas las zonas se ha optado por la misma solución; se ha aplicado una capa de compresión nueva con malla de gallinero, recuperando la planimetría de la cubierta y formando un soporte resistente sobre el que instalar el SATE de Cubierta Onduline®.

    La instalación del SATE de Cubierta Onduline® es muy rápida y sencilla gracias a la aplicación directa sobre el soporte del medio panel sándwich ONDUTHERM BASIC. Este medio panel sándwich proporciona el aislamiento de cubierta, manteniendo un espesor constante con rotura de puente térmico gracias a la unión macho-hembra presente en el aislamiento del panel. Los paneles ONDUTHERM BASIC se apoyan directamente sobre el soporte, en este caso la capa de compresión, fijándose mecánicamente con el clavo taco Onduline®.

    ONDUTHERM BASIC es un medio panel sándwich de madera para cubierta que proporciona, en un solo paso, tanto el aislamiento térmico y acústico necesario como el soporte transitable y resistente para la instalación de la impermeabilización bajo teja.

    En este proyecto, ha sido suficiente instalar un espesor aislante de 4 cm para cumplir con las exigencias técnicas, aunque los paneles sándwich ONDUTHERM se pueden fabricar con aislamientos de hasta 20 cm de espesor.

    Una vez se ha instalado el medio panel sándwich, se procede a la impermeabilización del tejado con el sistema Onduline® Bajo Teja DRS. Habitualmente, la instalación de los paneles e impermeabilización se realiza por fases, dejando totalmente protegida las zonas rehabilitadas. La colocación de las placas bajo teja sobre los paneles sándwich de madera es muy rápida y segura, gracias a la ligereza y flexibilidad de las placas asfálticas Onduline® y al sistema de fijación mecánica directa sobre los paneles sándwich de cubierta.

    El Sistema Onduline® Bajo Teja garantiza la total impermeabilización y ventilación del tejado.

    Además, gracias a la nueva tecnología DRS, ahora las placas Onduline® Bajo Teja cuentan con una doble impregnación de resina, que les confiere una mayor resistencia contra la humedad y con un Solape de seguridad, que mejora la estanqueidad del sistema y facilita su instalación.

    De entre las diversas ventajas que aporta la instalación de las placas bajo teja Onduline®, cabe destacar, además de su alta resistencia e impermeabilidad con 30 años de garantía, la plantilla que ofrece para la colocación de las tejas curvas, favoreciendo incluso la retención natural de estas gracias a la rugosidad y formato onda-plano de estas placas asfálticas bajo teja.

    Una vez instaladas las placas Onduline® Bajo Teja DRS, en este caso el modelo de placa utilizado ha sido el BT-150 PLUS que ofrece una gran resistencia al pisado, se procede al replanteo y colocación de la teja cerámica curva. Las tejas recuperadas han sido recibidas de forma tradicional con mortero de cemento y cal. En cambio, para el pegado de las tejas nuevas instaladas como canales, se ha utilizado gancho y espuma de poliuretano especial para pegado de tejas.

    Gracias la recuperación de la teja original se dota al tejado de una estética tradicional, obteniendo como resultado final de la rehabilitación del tejado: una cubierta totalmente renovada y muy duradera, con 30 años de garantía en impermeabilización bajo teja y 20 años en aislamiento.