NOTICIAS

  • 22 de noviembre de 2018

    El Sistema Onduline Bajo Teja DRS protege la Iglesia Santa María del Castillo
    imagen_9350.jpg
    Onduline, empresa multinacional especializada en sistemas ligeros de impermeabilización y aislamiento para cubierta inclinada, ha colaborado en la rehabilitación del tejado de la Iglesia de Santa María del Castillo, en Madrigal de las Altas Torres, Ávila, con su sistema de impermeabilización de tejados Onduline Bajo Teja DRS. 
    La actuación, centrada en la restauración de las cubiertas del ábside norte, crucero y cuerpos laterales, ha sido promovida por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León con cofinanciación del Fondo FEDER. 

    La Iglesia de Santa María del Castillo es un imponente templo católico de estilo mudéjar, construido a mediados del siglo XIII en Madrigal de las Altas Torres. El edificio se compone de una sola nave en forma de cruz latina, sobre la que destaca su torre con campanario y los dos ábsides guarnecidos de arquería y estilo románico. Con motivo de una posterior renovación llevada a cabo en el siglo XVIII, se pueden apreciar zonas de estilo barroco como el retablo situado tras el altar mayor.

    El templo se alza sobre una pequeña loma que, según relata una tradicional creencia, se levantó sobre los cimientos de una antigua fortaleza, dando sentido a su nombre. Se trata de uno de los edificios más importantes de este ilustre municipio abulense, habiendo sido declarada bien de interés cultural con la categoría de monumento el 13 de junio de 1991.

    El proyecto de rehabilitación del tejado de la Iglesia ha afectado a un total de 7 faldones de cubierta que presentaban importantes desperfectos como consecuencia de las frecuentes goteras y humedades que se producían en los mismos. La actuación ha sido integral, sustituyendo estructura y soporte, para dotar de la impermeabilización al tejado con el Sistema Onduline Bajo Teja DRS y finalmente tejar con teja cerámica curva, al estilo segoviano particular de esta zona de la comarca de la Moraña.

    El proyecto de rehabilitación ha sido subvencionado por la Junta de Castilla y León - Dirección general de Patrimonio, encargándose de la Dirección Facultativa de obra el equipo formado principalmente por el arquitecto Santiago Herráez y el arquitecto técnico Ramón López Farinós.

    Las tareas de rehabilitación e impermeabilización del tejado, han sido ejecutadas por la empresa constructora Tecton Edificación y Obra Civil, afectando a una superficie total de aproximadamente 500 m2 de cubierta repartidos en diferentes faldones.

    Los trabajos de reparación han constado de distintas fases de trabajo:

    En primer lugar, se ha retirado toda la teja cerámica curva original, instalada con un estilo similar al segoviano, pero particular de esta zona, mediante el cual se amorteran todas las juntas formadas entre las tejas canales. Se han recuperado la mayor parte de tejas para su posterior uso, ayudando así a mantener la estética tradicional del templo. 

    En segundo lugar, debido al mal estado que presentaban la mayoría de los componentes de las cubiertas, ha sido necesario, en los faldones compuestos por elementos de madera, retirar y sustituir tanto la estructura de cubierta como las ripias que actuaban de soporte para las tejas. Una vez retirados, se ha instalado un nuevo entramado estructural de madera y un nuevo soporte de tabla de madera machihembrada tratada.  En otros faldones, compuestos por tablero cerámico y capa de compresión, se han saneado y regularizado para proceder con la instalación de las placas Onduline Bajo Teja DRS sobre este. 

    En esta rehabilitación de tejado, al contar con un soporte de madera, las placas Onduline Bajo Teja se fijan directamente a este con el tornillo universal Onduline; una fijación muy fácil de instalar que además asegura una muy sujeción resistente y duradera. El modelo de placa Onduline Bajo Teja DRS instalado en el tejado ha sido elBT-50, un modelo de alta resistencia al pisado, ideal para la colocación de tejas cerámicas curvas en estilo segoviano.

    Por último, con la impermeabilización del tejado instalada, se colocan las tejas cerámicas curvas. En este caso, las tejas se han colocado de un modo particular; una variante del estilo segoviano característico de esta zona geográfica de Ávila que se basa en el suplemento de cordones de mortero en todas las juntas entre tejas canales.