NOTICIAS

  • 5 de febrero de 2019

    El mercado europeo de parquet cayó ligeramente en 2018 según la patronal europea
    imagen_9412.jpg

    Sobre la base de la información obtenida de sus empresas miembros y las asociaciones nacionales, la Federación Europea de la Industria del Parquet, FEP, estima que las cifras globales de consumo de la Industria Europea del Parquet para el año 2018 se han reducido moderadamente en un poco menos del 2%. Este porcentaje debe considerarse como un pronóstico preliminar y es el resultado de las mejores estimaciones discutidas con los representantes de los países miembros en la reciente reunión de la Junta de FEP celebrada en la feria BAU en Munich. La FEP desea enfatizar que éste, es un primer pronóstico sujeto a variaciones, anticipándose a los datos completos que se comunicarán en la Asamblea General anual de la FEP a mediados de junio en Lisboa, Portugal.

    Después de tres años de crecimiento moderado o estabilización, y pese a un buen comienzo del año, las cifras de consumo de parquet en Europa bajaron para 2018, por lo que se prevé una caída cercana al 2% para todo el año.

    Como se vio en el pasado, los resultados muestran cierta variación de un país a otro. La contracción del mercado se debe principalmente a la disminución del consumo de parquet observado en Alemania, Suiza y el mercado nórdico (Dinamarca, Finlandia y Noruega) en su conjunto. El mercado nórdico sigue siendo volátil, con diferencias regionales que reflejan la evolución de la actividad de construcción residencial. Así mismo, Francia y Benelux también están reportando caídas en el consumo.

    Por el contrario, el mercado del parquet continúa mejorando en Austria, Italia y Polonia, mientras que se mantiene estable en España y Suecia.

    La Junta Directiva de la FEP teme que las tendencias negativas continúen en los países afectados, a principios del año 2019. Los directivos de esta industria también recalcan la competencia aún dura de los suelos "similares a la madera", especialmente de LVT.

    Por otro lado, la Federación celebra el creciente reconocimiento por parte de las autoridades de la UE, de la contribución positiva de los productos de madera, incluido el parquet, para combatir el cambio climático y apoyar la economía circular, la bioeconomía circular y la sostenibilidad. El parquet es y sigue siendo el único piso de madera real que permite traer la naturaleza a casa y construir un futuro mejor.