NOTICIAS

  • 19 de enero de 2021

    Cómo ganar confort en tu hogar y ahorrar en tus facturas gracias a las ventanas
    imagen_9931.jpg
    Bertrange, Luxemburgo, enero 2021 – ¿Sabes cuánto gasta de media al mes el depó-sito de tu coche? ¿o cuánto te cuesta llenar la nevera?... Seguro que no dudas al res-ponder estas cuestiones. Pero, ¿y si te preguntan por el consumo energético de tu vi-vienda? ¿Sabrías explicar cuanta energía consume? 

    Contestar a esta última pregunta no siempre es sencillo y es muy posible que no lo ten-gas claro, pero el consumo energético, además de otros, puede ser un factor importante en tu hogar si quieres ganar en confort y en la calidad de tu día a día. Algo aún más importante, si cabe, en el momento actual que vivimos. Si ya en general, y según datos de la Organización Mundial de la Salud, las personas pasamos de media un 80% de nuestro tiempo en espacios interiores, es posible que, en el contexto actual, lo estemos haciendo aún más.

    Por eso, y porque atravesamos momentos en el que a todos nos ha tocado reinventar en cierta medida la forma en la que trabajamos, nos socializamos y habitamos, merece la pena, más que nunca, que mires hacia el interior de tu vivienda e intentes entender mejor cómo funciona. Los siguientes consejos te pueden ayudar.

    1 – Temperatura y confort térmico
    Sentirte a gusto en casa depende, en gran medida, de su temperatura. Para estar bien, se considera adecuado mantenerla entre los 20ºC en invierno y los 25ºC en verano. Una temperatura de confort que puede ser más complicado mantener en los momentos invernarles como el actual.

    Si la temperatura en tu casa no es la adecuada, y pasas mucho frío en invierno y calor en verano, es posible que se deba a que está mal aislada. De hecho, una gran parte de los problemas de confort térmico en viviendas tienen que ver precisamente con esto. Y aquí, las ventanas de los edificios juegan un papel importante, ya que son una de las soluciones constructivas que pueden contribuir a mejorar el confort térmico en tu hogar y a ayudar a hacerlo más eficiente energéticamente. Es conveniente tener en cuenta que el 80% de la superficie de las ventanas lo ocupa el cristal, material clave para las prestaciones de las mismas. 

    Por tanto, es recomendable dejar atrás las ventanas ineficientes y decantarse por ven-tanas con vidrios de altas prestaciones, como Guardian Sun, que aportan aislamiento térmico y control solar.

    2 – Eficiencia energética
    Un mal aislamiento, además de afectar a tu nivel de confort en el hogar, puede tener un reflejo claro en las facturas energéticas de tu casa. De hecho, el uso de la calefacción y el aire acondicionado en los hogares españoles representa casi el 48% del total de energía consumida, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Por tanto, mejorando la eficiencia energética de tu vivienda con la ayu-da de elementos como los vidrios de las ventanas, entre otros, incluido el cerramiento, conseguirás ahorrar ya que necesitarás en menor medida encender los sistemas de calefacción y refrigeración para conseguir mantener una temperatura adecuada en ca-sa.

    De hecho, y según un estudio realizado por Tecnalia en el que se probaron los vidrios de altas prestaciones Guardian Sun en una vivienda de 100 m2 en Madrid se puede llegar a ahorrar hasta un 38% en las facturas de aire acondicionado y hasta un 14% de media en las facturas de luz y gas.

    Por su parte, el estudio de Glass for Europe, “Glazing Potential Energy savings & CO2 Emission Reduction”, también avala el importante papel que cumplen los cristales de tus ventanas. Según este estudio, en 2030 los edificios europeos consumirían un 29% menos de energía al año, si todos ellos dispusieran de vidrios de altas prestaciones. En España, con la utilización del tipo de vidrio de altas prestaciones adecuado, se podría reducir en 2030 la cantidad de energía consumida por el sector de la edificación en un 19%. Curiosamente, casi la mitad del ahorro potencial previsto para ese mismo año po-dría lograrse en los primeros 10 años si se utilizaran vidrios de altas prestaciones en los nuevos edificios y se duplicara (de un 2% a un 4% anual) la tasa de reemplazo de vi-drios ineficientes por vidrios de altas prestaciones.

    En este contexto, el gobierno aprobó el pasado mes de agosto el Programa de Rehabili-tación Energética de Edificios (PREE), a través del que se decidió destinar 300 millones de euros para ayudas directas a actuaciones de mejora de la eficiencia energética, den-tro de las cuales se incluyen, en muchas ocasiones, el cambio de ventanas poco efi-cientes.

    ¿Y qué es exactamente un vidrio de altas prestaciones?
    Los vidrios de altas prestaciones, como el vidrio Guardian Sun, cristal inteligente, son vidrios con propiedades de aislamiento térmico reforzado y control solar. A estos vidrios de alta tecnología se les aplica una capa permanente que les aporta dichas propieda-des. Guardian Sun, incorporado en un doble acristalamiento, tiene un valor U  (transmi-tancia térmica global) muy bajo; es decir, que cuenta con una gran capacidad aislante. Además, permite la entrada sólo del 43% de la radiación solar, a la vez que deja pasar un 70% de la luz natural. Y todo ello, manteniendo un aspecto neutro.

    Todo esto se traduce en una mejora del confort en el hogar, con una temperatura esta-ble y agradable en cualquier época del año, sin renunciar a la luz natural y, además, con la posibilidad de reducir el consumo energético. 

    3 – Ruido y aislamiento acústico
    El ruido no deseado que escuchas a través de las ventanas de tu casa puede ser otro de los factores que impidan que estés tan a gusto en casa como te gustaría. El tráfico de los coches, el ajetreo de la calle o incluso las voces de un patio de vecinos… 

    Este tipo de fuentes de sonido pueden llegar a hacerte la vida imposible si son dema-siado elevados. Por eso, un buen aislamiento acústico también es importante para me-jorar tu calidad de vida en casa. En el mercado existen soluciones para esto, vidrios la-minados especiales que aportan el aislamiento acústico deseado a tus ventanas y que se pueden, además, combinar con vidrios de altas prestaciones como Guardian Sun. Con la combinación de ambos tipos de cristales reducirás el sonido que entra del exte-rior, consiguiendo, además, confort térmico y ahorro energético.

    4 – Luz natural
    Este es otro factor que tiene una relación directa con el bienestar y con el estado de ánimo de los seres humanos. La luz natural puede mejorar el día a día en el hogar y ayudarte en la concentración, algo destacable ahora que son muchas las personas que teletrabajan. 

    Por eso, conseguir que los cristales de las ventanas dejen pasar el máximo porcentaje de luz natural posible, pero manteniendo todas las prestaciones anteriores (confort tér-mico, ahorro energético y aislamiento acústico) es más que conveniente. Guardian Sun, cristal inteligente, deja pasar una gran cantidad de luz del sol, pero impidiendo que entre gran parte de su calor. 

    En definitiva, recuerda que una casa con luz natural, que se mantenga a la temperatura ideal, en la que puedas desconectar en paz del ajetreo exterior y en la que hagas un uso lo más eficiente posible de la energía, es sinónimo de felicidad y calidad de vida. En un momento, además, en el que pasar más tiempo en el hogar se ha convertido en algo tan importante.