NOTICIAS

  • 24 de mayo de 2021

    ROCKWOOL presenta su nuevo sistema de franja cortafuego para fachada ligera
    imagen_10036.jpg

    A medida que cada vez más personas se mudan a las ciudades y estas se convierten en entornos con una mayor densidad de población, la protección contra los incendios es un factor que cobra todavía más relevancia. Habitualmente, los incendios son ocasionados por factores difíciles o imposibles de controlar como los fallos de diseño, la baja calidad de la construcción, materiales que no son los apropiados e incluso por un problema en la instalación.

    En este sentido, la normativa vigente en el Código Técnico de la Edificación exige a los edificios limitar el riesgo de propagación del fuego a través de la fachada entre dos sectores de incendio, entre una zona de riesgo especial alto y otras zonas, o hacia una escalera o pasillo protegido. Dicha fachada debe ser al menos EI 60 en una franja de 1 m de altura, como mínimo.

    De esta manera, ante estos retos, ROCKWOOL presenta una nueva solución de aislamiento de lana de roca que permite protección en caso de incendio además de reducir los tiempos de instalación y aportar los beneficios termo-acústicos propios de la lana de roca.

    Nuevo Sistema Conlit MC 60-90, el más fácil y rápido de montar

    El nuevo Conlit MC 60-90 es un sistema resiliente al fuego diseñado para fachada ligera Muro Cortina con una resistencia EI 60-90. Se aplica en el encuentro del muro cortina con el canto de forjado, de forma que limita el riesgo de propagación del fuego entre una planta y otra. Está conformado por un panel aislante de lana de roca ROCKWOOL Conlit Alu con un espesor de 90mm y 180 Kg/m3 de densidad, sumado a una serie de elementos de sujeción que lo convierten en un sistema rápido y sencillo de instalar.

    El Sistema Conlit MC 60-90, con su sellado en el paso de forjado, además de garantizar una total seguridad conteniendo el incendio, evita la transmisión de ruidos a través de los elementos estructurales. A su vez, gracias a la baja transmitancia con la que cuenta favorece el ahorro energético.

    Esta solución completa junto con dos soluciones de ROCKWOOL ya existentes, Conlit FP 120 y MC 120, que se adaptan al tipo de fachada ligera según su encuentro con el forjado, muro cortina o fachada panel, garantizando de esta manera, la resistencia al fuego que exige la normativa 60, 90 o 120 minutos. Estos paneles están compuestos por lana de roca, un material aislante incombustible, clase A1, con un punto de fusión superior a los 1.000ºC que no produce humo, gotas inflamables ni gases tóxicos.

    Ante este nuevo lanzamiento, la Compañía sigue apostando por ofrecer alternativas que aborden de manera satisfactoria los desafíos a los que se enfrenta el planeta: nuestro objetivo es minimizar el impacto humano en nuestro entorno, maximizando al mismo tiempo la seguridad y el bienestar de todas las personas que interactúan con ellos”, añaden desde ROCKWOOL.