NOTICIAS

  • 5 de julio de 2021

    El desequilibrio entre la oferta y la demanda de madera y derivados continuará previsiblemente hasta final de año
    imagen_10063.jpg
    La Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera (AEIM) celebró su Asamblea General on line el pasado 29 de junio, en la cual participaron 48 empresas asociadas de doce Comunidades Autónomas.

    En la reunión se destacó el crecimiento en el consumo de madera, esencial en la recuperación verde. Como principales conclusiones de las presentaciones y debates sobre los mercados internacionales de aprovisionamiento de madera y productos derivados cabe destacar las siguientes:

    MADERAS DE CONÍFERAS:

    Hay escasa oferta de madera en los países nórdicos. Además, en julio cerrarán las serrerías por vacaciones. Para el cuarto trimestre no se prevén cambios. Continuará la escasez de madera, con una demanda muy superior a la oferta.
    Los stocks en Suecia se sitúan en los niveles más bajos en 20 años.
    Durante el tercer trimestre se ha producido una acusada subida de precios, principalmente por la alta demanda de Estados Unidos, Gran Bretaña y Europa en general, que están consumiendo mucho más que antes de la pandemia.
    Además, la prohibición de exportación de tronco desde Rusia a partir de 2022, va suponer que China tenga que comprar en otros mercados.

    MADERAS DE FRONDOSAS:

    Estados Unidos:

    A pesar de que la disponibilidad de troncos ha aumentado y la producción de madera aserrada ha subido en las últimas semanas, la oferta sigue siendo escasa y apenas hay stocks en origen.
    Este aumento de producción no está afectando al roble blanco, la especie con más demanda en el mercado español.
    Además, los aserraderos no pueden hacer los turnos que querrían por falta de trabajadores ya que la contratación de personal está muy complicada, en gran parte por las ayudas que reciben los hogares con ingresos reducidos.
    En general, la demanda a nivel mundial, especialmente en Asia, continúa muy por encima de la oferta.

    Frondosas Europeas - Roble de Francia:

    China está volviendo a realizar compras de grandes volúmenes de tronco en roble en Francia.
    Ante esta situación, los gobiernos de Francia y Alemania están potenciando la plataforma “Stop Export Logs” para que al menos la primera transformación de aserrado permanezca en los países de origen.
    Se estima que actualmente hay un déficit de roble en Francia sobre 200 mil metros cúbicos.

    MADERA TROPICAL:

    Africa:

    Las maderas tropicales se han mantenido más estables en cuanto a disponibilidad. Los precios han repuntado algo, pero menos que en otras maderas.
    El principal problema que hay actualmente en Africa y en concreto en Camerún es de tipo logístico, ya que hay un atasco administrativo en cuanto a permisos para embarcar la madera.
    Durante el último trimestre del año es probable que suban los precios, si bien de forma moderada.

    Brasil:

    La disponibilidad actual de madera se está viendo limitada por nuevos requerimientos que exige el IBAMA.
    De tal manera que la oferta está a niveles muy inferiores a la demanda, que es muy fuerte en Estados Unidos y Europa.

    TABLEROS DERIVADOS DE LA MADERA:

    Los precios se mantendrán altos hasta final de año. Puede que haya nuevas subidas, aunque no tan significativas como las sufridas en el primer semestre.
    Persistirá la tensión en el abastecimiento de algunos productos.
    La solución a corto plazo es la búsqueda constante de productos sustitutos para cada uso. Está ocurriendo entre los diferentes tipos de contrachapado, el MDF sobre el de partículas (aglomerado), etc.

    Durante la Asamblea se destacó que el consumo de madera y productos derivados va a seguir subiendo a medida que se vayan activando los sectores de ocio, ferias y contract. “Nos encontramos en una situación propicia para movilizar más madera local de nuestros bosques para así reducir la dependencia de las importaciones”, observan desde AEIM.

    Finalmente, se reiteró que la madera y el sector forestal deben resultar claves para la construcción y hábitat sostenibles, en la necesaria recuperación verde.