NOTICIAS

  • 7 de octubre de 2021

    Fomentar la construcción naval en madera es un proyecto de país porque impulsa la industria forestal y la del mar, dos sectores estratégicos para Galicia
    imagen_10119.jpg
    Con una huella de carbono cerca de cero y un reciclaje del 100% de las piezas, los barcos  bateeiros de madera son un ejemplo de  bioeconomía circular.
     
    El presidente de Agalcari (Asociación Gallega de lana Carpintería de Ribeira), Ramón Collazo Mosquera defiende que la construcción naval en madera “debería ser un proyecto de país”, ya que “el incentivo a la construcción de estos barcos favorece una silvicultura sostenible nos montes gallegos, al tiempo que impulsa dos sectores estratégicos para Galicia como son la industria forestal y la industria del mar”.
    En un audiovisual “Bateeiros de madera, un ejemplo de bioeconomía circular”, Fearmaga y la asociación Agalcari explican las ventajas de la construcción de embarcaciones en madera así como el conocimiento que atesoran los carpinteros de Ribeira en el diseño y construcción de estas embarcaciones.
    Los barcos bateeiros son “la última aportación de tipologías de embarcaciones que realizaron los carpinteros de Ribeira al riquísimo patrimonio marítimo flotante de Galicia”, segundo explica Ramón Collazo en esta colaboración con Fearmaga. Además, “son barcos con una huella de carbono muy cerca de cero y no presentan problemas para el despiece, ya que el 100% de las piezas son reciclables”, subraya.
    El 70% de las piezas de un bateeiro proceden de los montes gallegos. 
    En un barco bateeiro de madera el 70% de las piezas proceden de los montes gallegos y el 30% de la importación. Las cuadernas del barco, conocidas como costillas” se fabrican en madera de roble. En el interior de la estructura del barco se utiliza el eucalipto para varios refuerzos longitudinales, una viga central que va encastrada a la quilla y a las cuadernas, y también en los palmejares que son piezas encargadas de reforzar la estructura en forma de costilla de la embarcación. 
    La estructura externa del bateeiro ve forrada de madera, desde el varadero hacia abajo el bateeiro va recubierto de pendiente del país, “porque se comporta muy bien con la salinidad del agua y resiste el paso del tiempo”. 
    Por último, donde se intercambia el agua doce con la salada, “desde hace unos años se usan maderas de importación como la London”. 

     
    El futuro es de madera
    Este es el último audiovisual promovido por Fearmaga con los que se pretende difundir las diferentes etapas de la construcción de un barco de madera desde lo monte hasta el mar. 
    El primero, “Mujeres en la industria forestal: construyendo una silvicultura moderna” repasa con Sandra Vázquez Agra el trabajo en una explotación forestal que aplica un modelo Gestión Forestal Sostenible para obtener madera de calidad para la construcción de embarcaciones.
    El segundo audiovisual “Aserraderos para  construir barcos de madera” acompaña a José María Suárez Tuñas, de la empresa gallega Hijos de Vicente Suárez, en el proceso de selección y  aserrado de las piezas para el barco. El tercero audiovisual se sumerge en un astillero dedicado a la construcción de un bateeiro de madera. 
    Esta iniciativa fue desarrollada en colaboración de la Agencia Gallega de la Industria Forestal (GENERA), adscrita  a la Vicepresidencia Segunda y Consellería de Economía, Empresa e Innovación.
    Fearmaga  es  una organización  sin ánimo de lucro que representa y defiende  os intereses dos  aserraderos y  rematantes  gallegos. Desde  su fundación,  hace 40 años, la federación promociona e impulsa la competitividad  de todas  las empresas que forman este sector.  Aglutina la  cerca de 350 empresas, o que representa o 75% dos   rematantes de madera  y das industrias de  aserrado que dan  empleo directo a 7.000  profesionales  en nuestra  comunidad.