NOTICIAS

  • 17 de mayo de 2022

    El sector de la construcción se enfrenta a uno de sus principales retos: el reciclaje
    imagen_10277.jpg
    Barcelona, 17 de mayo de 2022 – La Unión Europea genera más de 2.500 millones de toneladas de residuos al año y los derivados de la construcción y la demolición ocupan la primera posición, según datos de Eurostat, representando el 36% del total de residuos. En España, el sector de la construcción y demolición se posiciona también en primer lugar con un total de 29,8% del total de residuos.

    Para poder reducir estas cifras, la nueva “Ley de Residuos y suelos Contaminados” obligará a separar in situ en obra. Esto implica un reto para la industria de la construcción que fomentará acelerar el progreso hacia la sostenibilidad, y será un mecanismo facilitador para conseguir el objetivo de reducir en un 15% los residuos en 2030, al facilitar su gestión y mejorar su trazabilidad.
     
    Debido a la Ley recientemente aprobada, aparecen nuevas exigencias para los fabricantes de producto. En línea con Europa, se exigirá la RAP (Responsabilidad Ampliada del Productor), entre cuyas responsabilidades destacan la aceptación de la devolución de productos reutilizables, la entrega de los residuos generados tras el uso del producto, el establecimiento de sistemas de depósito para garantizar la devolución o el uso de materiales procedentes de residuos en la fabricación de productos.