NOTICIAS

  • 13 de enero de 2009

    Siniestro de una estructura de madera laminada
    imagen_6160.jpg

    El 12 de enero de 2008 se reunió el Comité del Sello de Calidad AITIM para productos estructurales.

    Al margen de los asuntos propios del Comité, que realiza fundamentalmente el seguimiento y control de las empresas con Sello de Calidad AiTiM, se analizó la reciente noticia del cierre, el pasado 30 de noviembre, de la piscina municipal de Sant Feliú de Llobregat (Barcelona) por el fallo de una de las vigas de la estructura de madera laminada de la cubierta. La noticia ha sido publicada en varios medios de comunicación catalanes y ha suscitado la natural alarma.

    Las patologías y los siniestros en estructuras de acero, madera u hormigón, afortunadamente no son habituales, pero es frecuente que se produzcan en empresas que se encuentran al margen de control externo de calidad sobre sus fabricados.

    El Comité ve con preocupación la existencia de empresas que ofrecen al mercado estructuras de madera laminada sin ninguna acreditación externa que demuestre el cumplimiento, como mínimo, de la normativa europea, EN 386 “Especificaciones y requisitos de fabricación” de estructuras de madera laminada.

    Está en juego la imagen del sector y la de las empresas que sí se atienen a continuos y disciplinados controles externos de calidad sobre sus fabricados, práctica normal y habitual entre las empresas serias del sector en Europa.

    A los prescriptores se les recuerda que es recomendable exigir certificaciones y acreditaciones externas de calidad sobre el cumplimiento, como mínimo, de la norma EN 386.

    Se propone que se prescriba en las Memorias y Pliegos de condiciones de la Obra, la exigencia del Sello de Calidad AiTiM 15, del CTBA o del Otto Graff Institute, por citar algunos, para la fabricación de estructuras de madera laminada, que acredita entre otras exigencias, el cumplimiento la citada EN 386 evitando así cualquier sombra de sospecha respecto de la estructura de madera laminada.

    El Comité está formado por una representación equilibrada de expertos de la Administración, colegios profesionales, centros técnicos y fabricantes.