NOTICIAS

  • 5 de febrero de 2009

    Plan Renove para ventanas
    imagen_6175.jpg

    Plan Renove para mejora de ventanas

    La mayor parte de la energía que utilizan estas viviendas (el 40%) va destinada a hacer funcionar la calefacción y el aire acondicionado, por lo que cualquier iniciativa que permita mejorar el aislamiento de las mismas tiene un enorme impacto sobre su consumo energético.

    Como es sabido, una de las zonas por las que se pierde una mayor cantidad de energía tanto en verano como en invierno es la formada por los cerramientos acristalados (ventanas). Por eso se ha creado una iniciativa a nivel estatal denominado popularmente como Plan Renove para ventanas donde el Estado, a través de las comunidades autónomas incentiva, mediante subvención, el cambio de las ventanas. Este plan se conoce como el Plan se de Acción 2008-2012 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España, y es coordinado a nivel nacional por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

    Estas pérdidas pueden reducirse a través de varios sistemas. El primero y más importante es la instalación de dobles acristalamientos con aislamiento térmico reforzado, que presentan una características aislantes muy superiores a las de los tradicionales dobles acristalamientos y por supuesto a los vidrios simples o monolíticos (es decir, con una única hoja de cristal). Se trata de un cristal doble con un tratamiento en la cara interna de uno de ellos que proporciona gran capacidad de aislamiento térmico, también conocido como de baja emisividad. Cuanto mayor es el espesor de esta cámara (entre 6 y 16 mm), mayor es la capacidad aislante del acristalamiento.Estos cristales ahorran entre un 20 y un 70% de la energía..

    Sin embargo el cambio de cristal no es la única solución porque muchas veces entre hoja y cerco hay holguras, producto de la degradación de los materiales o del vencimiento por la maniobra a que ha sido sometida durante muchos años la ventana. Frente a esto, al menos en el caso de las ventanas de madera, caben dos soluciones:

    a) introducir de forma artesanal una serie de juntas metálicas que trabajan a presión y ‘enchuletar’ con piezas de madera las holguras importantes de los bastidores.

    b) sustituir la ventana de madera.

    En el primer caso hay muy pocas empresas que se dediquen a esta actividad, mientras que en el segundo hay, lógicamente, muchas, tanto artesanales como industrializadas.

    Estas soluciones mencionadas deben aplicarse como complemento del cambio de acristalamiento y son adecuadas para ventanas históricas y de cierto valor como son las grandes balconeras de los centros de las ciudades españolas de la segunda mitad del siglo XIX pero cuando se trata de ventanas antiguas de poca calidad es preferible la sustitución. Además el tamaño de estas ventanas es menor y su sustitución es económica.

    Subvenciones por autonomías

    La cuantía y las condiciones administrativas de las subvenciones varían según las comunidades autónomas. Además no todas las comunidades lo tienen implementado todavía. De hecho son muy pocas las que lo han hecho y se mencionan a continuación.

    El Plan Renove de la Comunidad de Madrid se limita al acristalamiento y está dotado con un presupuesto de 4 millones de euros y permitirá descontar 24 € por cada m2 de doble acristalamiento con aislamiento térmico reforzado. La superficie mínima que se subvenciona son 3 m2 de vidrio por cada vivienda.

    La cuantía del descuento nunca podrá superar los 10.000 euros por cada vivienda unifamiliar o los 300.000 euros por cada edificio de viviendas en bloque. Asimismo, la cuantía del descuento no podrá superar el 30% del total de la factura (incluyendo la mano de obra necesaria para la instalación). Los acristalamientos deberán disponer de una marca de calidad voluntaria. El gestor de este proyecto es ANDIMAT (www.cambiatuscristales.com). El plazo de solicitud termina en agosto de 2009. Sólo se aplica a determinados acristalamientos. La gestión de la sibvención la realiza directamente el instalador.

    En el País Vasco se exige que las nuevas ventanas tengan doble acristalamiento con cámara o, en caso de aluminio, que dispongan de rotura de puente térmico. Las ayudas están disponibles hasta junio de 2009 y se ha previsto que alcancen al 22% de la inversión realizada con un mínimo por obra de 1.000 euros y un máximo de 1.650 euros por vivienda. La partida inicial de ayudas, cifrada en 876.000 euros, se ha visto ampliada hasta los 5,25 millones de euros, lo cual sitúa en 875 euros de media de la subvención que podrán percibir las familias

    En Galicia se subvenciona la rehabilitación de los huecos completos acristalados de las fachadas, tanto los marcos como el vidriado. La cuantía es de 100 euros por cada metro cuadrado de ventana «sin que supere nunca o 25% do coste total da obra nin os 6.000 euros por vivienda unifamiliar». Las solicitudes se podrán presentar entre el 1 de febrero y el 30 de julio de 2009, y el presupuesto total es de 500.000 euros «con vistas a ampliarlo hasta os 1,5 millones en la próxima campaña. Se exigirá el Marcado CE.

    En el resto de comunidades parece que no se ha puesto en marcha .