NOTICIAS

  • 24 de mayo de 2009

    AEIM organiza la reunión internacional sobre el comercio de coníferas
    imagen_6227.jpg

    La madera aserrada de coníferas o resinosas es la más comercial, de hecho supone más del 55% del valor de las importaciones totales de madera aserrada en nuestro país y más del 30% del valor total de las importaciones de productos de madera en España.

    Su relevancia es tan significativa que desde hace varios lustros* los países importadores y exportadores se reúnen con el fin de debatir las cuestiones de mayor interés para el sector. Este año le corresponde a España organizar la 4º edición de la Conferencia Internacional de Coníferas, organización que está llevando a cabo AEIM. El encuentro, que tendrá lugar los días 22 y 23 de octubre en Madrid, prevé una asistencia de alrededor de 150 delegados procedentes de 19 países, tanto importadores como exportadores. Entre los países exportadores destacan: Alemania, Austria, Canadá, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Letonia, Noruega, República  Checa, Rumanía, Rusia y Suecia. Dentro de los importadores, han confirmado su asistencia:  Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Holanda, Italia, Marruecos y Reino Unido. En el caso de Francia y Alemania acudirán dos delegaciones, tanto de importadores como de exportadores.

    Previsiones a la baja

    El volumen de negocio anual del comercio de coníferas aserradas fluctúa de año en año. En 2007 la producción de coníferas aserradas en Europa superó por primera vez a la producción en Norteamérica. Según datos de la FAO, en 2007 la producción en Norteamérica fue de 109, 6 millones m3 (58.8 millones procedentes de Estados Unidos y 50,9 millones de Canadá), mientras que en Europa la cifra llegó a los 115 millones m3, de los cuales el 90% proviene de la Unión Europea. En cuanto al consumo de las coníferas aserradas fue de 107,1 millones de m3 en Norteamérica, y de 109,4 millones de m3 en Europa. Dentro de España, el volumen consumido en 2008 fue de casi 1.700.000 m3, por importe de más de 275 millones de euros, lo que supone una reducción del 38,9% con respecto a 2007. En este sentido, la reunión del pasado año, celebrada en Helsinki (Finlandia), fue definida con la palabra “incertidumbre”, debido a los efectos de la crisis económica. En esa ocasión, Alberto Romero, Secretario General de AEIM, declaró: “Por primera vez en la historia de la Conferencia, creo recordar, casi todos los países importadores han tenido que actualizar a la baja sus previsiones de importación, tanto para el año 2008, como para el 2009. Los informes estadísticos que se presentaron reflejaban, por una parte, un descenso general en 2009 en el consumo de coníferas aserradas, pero, por otra parte, los países productores -en especial los nórdicos y Alemania- auguraban un aumento de la producción en torno al 2,4% para el presente año”. Por tanto, durante la reunión que se celebrará en Madrid, se tendrá la oportunidad de analizar si las previsiones se han cumplido.