NOTICIAS

  • 13 de julio de 2009

    Es demasiado tarde para que el subsector de la puerta se internacionalice
    imagen_6253.jpg

    Jaime Ribas, Presidente de Puertas NORMA, S.A., participó en la mesa redonda sobre “Experiencias de éxito en internacionalización en empresas del sector”, organizada por CONFEMADERA en la sede de la C.E.O.E. en Madrid, el pasado día 30 de junio. Ribas se mostró escéptico respecto a la posibilidad de que exista tiempo para que la exportación sea una solución a la delicada situación que atraviesan numerosos fabricantes españoles de puertas de madera.

    “Evidentemente, ante la fuerte caída de la demanda y de ventas, la internacionalización en el subsector de la puerta de madera es una necesidad, pero ya no va a ser una solución al problema –afirmó Jaime Ribas al comenzar su exposición-; pudo ser una oportunidad de haberse ejecutado hace unos años, pero ahora ya es demasiado tarde”.

    España ha sido el país europeo con la mayor capacidad instalada para fabricar puertas. Fue capaz de abastecer casi por completo a un mercado interior que absorbía del orden de hasta 800.000 unidades anuales. En el largo período de bonanza económica y boom de la construcción, las importaciones de este producto han sido insignificantes. Pero actualmente en España apenas se construyen 100.000 viviendas nuevas anuales.

    “Las vías de exportación no se improvisan –afirmó tajante el Presidente de NORMA-. Además, las primeras fases de tanteo e irrupción en mercados exteriores suponen fuertes inversiones que, además, no generan resultados en el corto plazo”.

    El sector español de la puerta ha registrado a día de hoy varios cierres y concursos de acreedores en empresas de renombre, con una fuerte y generalizada pérdida de empleo. Los fabricantes aguardan un repunte del mercado si se reactiva y estimula la rehabilitación, aunque saben que el consumo tampoco está en su mejor momento.

    “En sus mejores años, este sector ha registrado niveles medios de exportación del 8% -apuntó Jaime Ribas-. Es imposible incrementar esta cuota de la noche a la mañana. Ahora urge, porque hay que compensar la caída del mercado nacional

    Quien fuera durante ocho años Presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Puertas de Madera se refirió a una experiencia extraordinariamente negativa para el sector: “a finales de los noventa hubo un período de tiempo en el que Rusia nos compraba (a esto no se le puede considerar exportación, porque eran ellos quienes venían a comprar aquí). Muchos fabricantes pensaban que estaban exportando –explicó Ribas-. Nada más lejos de la realidad. En su momento, aquello se terminó, se desmontó y desapareció. Para la mayoría, su experiencia de internacionalización empezó y acabó aquí. Nadie se atrevió a cimentar a partir del caso ruso una vía alternativa de venta a mercados exteriores”.

    Hoy el subsector de la puerta afronta sus esperanzas de internacionalización contra el reloj. “Algunos potenciales países receptores lo saben y nos tienen tomada la medida. Saben que los fabricantes españoles necesitan vender, y resulta un poco patético ver desfilar a los compradores extranjeros para practicar una auténtica subasta. Esta es la imagen desestructurada que mostramos, también hacia el exterior –concluyó el Presidente de NORMA-.”