NOTICIAS

  • 25 de septiembre de 2009

    La industria de la madera en Galicia, en peligro
    imagen_6297.jpg
    El aumento de la productividad, la disminución de costes y la implantación de las certificaciones de gestión forestal sostenible son las claves para afrontar el futuro de la industria de la madera. Ésta es la principal conclusión que se extrae de la celebración del V Congreso Nacional Forestal que se celebra estos días en Ávila, donde la industria gallega lideró una de las mesas de trabajo. La adopción de estas medidas intentará aumentar la competitividad del sector a nivel internacional y su rentabilidad, puesto que en la actualidad está siendo uno de los más afectados por la crisis global.
     
    Competitividad
    Los expertos indican que el futuro del monte pasa por la competitividad de sus producciones y transformaciones. Según indica Juan Picos, director de Monte Industria, “un monte poco competitivo conlleva al abandono de la actividad forestal, algo que la sociedad no se puede permitir”.
    En el caso de Galicia, el 80% de las parcelas son menores de 0,5 hectáreas, lo que impide que el sector gallego se encuentre en las mejores condiciones para ser competitivo. A esto se le une que tan sólo existen 672.000 propietarios. Ante esta situación, la industria de la madera demanda a la Administración su colaboración en la mejora de la estructura de la propiedad, mediante la gestión profesional agrupada. De esta forma se podrá introducir una selvicultura que abarate los costes de producción y aumente el rendimiento mediante el empleo de técnicas ya muy desarrolladas como la mejora genética.
    El problema con el que se encuentra la industria gallega y, en general la española, es que numerosos países, como Canadá o Brasil, cuentan con unos costes de producción y de logística mucho menores, por lo que a la hora de comercializar sus productos están en ventaja.