NOTICIAS

  • 15 de diciembre de 2009

    Manifiesto del Sector de la Madera y el mueble de Córdoba y provincia
    imagen_6356.jpg

    La unión de Empresarios de la Madera de Córdoba (UNEMAC), que forma parte de la Confederación Española de Empresarios de la Madera (CONFEMADERA), organizó el pasado día 10 de diciembre en el Palacio de Congresos de Córdoba la lectura del manifiesto del sector de la madera y el mueble de la provincia de Córdoba dirigido a la sociedad en general,  a las Administraciones públicas y a las entidades financieras, para trasmitirles que en sus manos está el contribuir a salvar este sector, a mantener puestos de trabajo y en definitiva a que muchas familias puedan garantizar su estabilidad profesional conservando sus empleos.

    El acto congregó a más de 150 empresarios. El Manifiesto expone la situación del sector.

    El sector de la madera y el mueble de Andalucía  es uno de los sectores productivos más importantes de nuestra comunidad autónoma, constituyendo un 15.7 % del total de empresas del sector de toda España.

    En Andalucía contamos con importantes focos productivos como Mancha Real, Ecija, Valverde del Camino, sin olvidar las empresas de Granada, Cádiz, Jaén o Málaga y ya en el territorio cordobés, las localidades más relevantes por número de empresas, son Lucena y Villa del Río. Este sector da cobertura a subsectores tan importantes como mueble terminado, mueble  crudo, mueble tapizado, mueble de cocina y baño, puertas, ventanas, armarios, revestimiento en madera de suelos y paredes, así como empresas denominadas afines al sector, donde nos encontramos maquinaria, tornillería, embalajes, etc.

    En enero del año 2008, este sector en Córdoba, aglutinaba un total de 917 empresas, según el Instituto Nacional de Estadística, contando con un peso importante en cuanto a personal ocupado, con 5.300 trabajadores. La cifra de negocio del sector en Córdoba alcanzó los 534 millones de euros.

    Según datos a 1 de enero de 2009 de la misma fuente, habían desaparecido ya 100 empresas en Córdoba. Teniendo en cuenta que este año ha sido más acusante aún la crisis, aunque no tengamos datos oficiales del año completo, se estima que la cifra puede haber  aumentado por trimestre en la misma cantidad que en todo el año 2008.

    Con respecto al número de trabajadores y según datos oficiales del INE, sobre la Encuesta de Población Activa en el segundo trimestre de 2009 en la provincia de Córdoba, el número de trabajadores ocupados en los sectores de madera y mueble ha descendido en 2.900, en comparación con los datos de  la misma fecha de 2008. Esto  supone un  descenso del número de trabajadores del 53,23%.

    Estos datos se pueden extrapolar en la misma proporción a las demás provincias andaluzas, destacando que a nivel andaluz, el primer trimestre del año 2009 refleja una pérdida de 368 empresas.

    Durante  2009 la caída de la productividad ha superado ya el 60% y para el año 2010, y según las previsiones realizadas por Unemac, la situación no mejorará, sino que se prevé el cierre de un número de empresas similar al 2009 y un gran número de despidos motivados por este descenso de la productividad en picado.

    Ni que decir tiene que como todos sabemos nos encontramos inmersos en una crisis sin precedentes y que la situación de las empresas del sector de la madera y el mueble es crítica. Para los empresarios es dramático tener que desprendernos de nuestros trabajadores, lo sufrimos realmente no solo por el vínculo tanto profesional como personal que hemos adquirido con ellos,  sino por que esto no significa otra cosa,  que nuestra producción está descendiendo a pasos agigantados, por desgracia para todos, empresarios y trabajadores.

    En este sentido, nos hemos visto obligados a prescindir inevitablemente de personas muy valiosas para nuestras empresas. Que no quepa la menor duda de que nuestra intención no es otra sino volver a darles trabajo en cuanto la situación mejore.

     

    A continuación defiende la labor de los empresarios y exige al gobierno que cuente con ellos para salir de la situación y que se haga lo antes posible.

    Por otro lado se hace un llamamiento a los bancos para resolver el problema de la financiación, sin la que las empresas no pueden sobrevivir.

    Como medidas concretas plantean las siguientes:

    1.- Se active de manera urgente el plan renove para la industria de la madera y el mueble de Andalucía que fomentaría el consumo y las ventas de muebles, tal y como ha ocurrido en el País Vasco y está ocurriendo en otras comunidades españolas.

    2.- Se hagan efectivas de una vez las ayudas que el Gobierno central y autonómico han puesto ha disposición de las empresas  y que sean más flexibles a la hora de concederlas a las empresas que más lo necesitan.

     3.- Solicitamos una reforma laboral urgente que flexibilice los contratos y las condiciones laborales, y bonificaciones o medidas de apoyo, para las empresas que en estas circunstancias coyunturales, estén haciendo un esfuerzo por mantener el empleo de sus trabajadores.  

    4.- Igualmente solicitamos una reforma fiscal cuyos objetivos sean reducir los costes empresariales e igualar las condiciones tributarias de las empresas españolas con las de nuestros principales competidores. Solicitamos que el pago del IVA de las facturas pendientes de cobro, no sea anterior al cobro efectivo de las mismas y que desaparezca el impuesto de actividades económicas.

     5.- A las organizaciones sindicales les pedimos concienciación y coherencia en la negociación colectiva, siendo consecuentes con la realidad del sector ya que en definitiva se pretende llegar a acuerdos, que favorezcan la continuidad de las empresas del sector y garanticen el empleo.

     6.- Pedimos al Gobierno que inste a las entidades bancarias y financieras a apoyar a las empresas del sector de la madera y el mueble. Nos estamos encontrando con negativas continuas a las financiaciones de nuestras operaciones, puertas cerradas e impedimentos constantes, que están hundiendo más si cabe, a las empresas que conforman el tejido productivo andaluz.

           7.-Se solicita a los ayuntamientos locales que cuenten con el sector de la  madera y el mueble a la hora de adjudicar los planes de ayuda concedidos por el Gobierno, como Plan Proteja, Planes E, etc.

           8.- Pedimos al Gobierno que se le aplique la misma normativa a los  productos procedentes de los países asiáticos que entran en nuestro país, que se le exige al mueble español.

         9.-Queremos manifestar el desacuerdo de las empresas del sector de la madera con la subida del IVA por parte del Gobierno, entendiendo que en estos momentos de crisis es inconcebible bajar los márgenes comerciales para poder seguir manteniendo las empresas, así como los puestos de trabajo. Subir los precios de nuestros productos al consumidor final en impuestos, llevaría consigo una nueva bajada de las ventas, haciendo más fuerte la economía sumergida, con la gravedad que esto conlleva.