NOTICIAS

  • 2 de junio de 2010

    La posición española ante la protección de la madera
    imagen_6512.jpg

    Del 9 al 13 de mayo pasado se ha celebrado en Biarritz el 41º Congreso del IRG –International Research Group on Word Protection.

    Maite de Troya,  -Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria- y socia de honor de ANEPROMA –Asociación Nacional de Empresas de Protección de la Madera (www.aneproma.es)-, ha estado colaborando con el IRG casi desde su creación. 

    Este año, en la 41ª edición del evento, Maite de Troya, responsable del área de protección de la madera en el INIA, ha dirigido en Biarritz, en coordinación con ANEPROMA, una exposición de la situación de la protección de la madera en España y otros países mediterráneos. En la sesión, que ella presidió, expuso el caso español, al que siguieron ponencias sobre Italia, Eslovenia, Croacia y Francia.

    En Biarritz se habló sobre cómo evoluciona la investigación sobre la protección de la madera en los organismos públicos de los citados países, en la universidad, empresas y centros tecnológicos, y de cómo los gobiernos y distintos sistemas de normalización influyen en esta actividad industrial.

    Distingue al arco mediterráneo un problema que, a pesar de estar contemplado  en las normas del Comité Europeo de Normalización, no es tenido en cuenta a muchos niveles: son los insectos presentes en el clima mediterráneo, que viven y destruyen en mayor medida que las pudriciones.

    “Debido a su climatología, los países mediterráneos padecen un problema añadido en cuanto a la protección de maderas, que es el daño producido por insectos xilófagos. En concreto, tenemos algo que decir sobre las termitas –afirma Maite de Troya-. Es un factor determinante en nuestro entorno”.

    Por otro lado, existe una presión muy importante sobre la directiva europea de biocidas. Crece la presión europea, las normas siguen su curso normal, pero la investigación sobre nuevos productos biocidas es muy cara. Y no digamos registrar un producto de este tipo en el mercado.

    En la imagen, Maite de Troya (INIA) y  Jack Norton (presidente del IRG).