NOTICIAS

  • 25 de junio de 2010

    Jaime Ribas deja la presidencia de Norma y se anuncia un ERE en la empresa
    imagen_6519.jpg

    Según informa el Heraldo de Soria el 10 de junio Puertas Norma presentó ayer al comité de empresa al próximo presidente de Norma, Marc Oullet, que sustituirá a Jaime Ribas a partir de la junta general de accionistas, que se celebrará a finales del mes de junio.

    Jaime Ribas pasaría a ser consejero delegado.

    Oullet es canadiense pero vive en Francia desde hace varios años, donde es presidente de Jeld Wen, compañía propietaria de Norma.

    Según la misma fuente Puertas Norma nombrará a Ricardo Gutiérrez director financiero y de recursos humanos. Queda pendiente la elección de director general porque la actual, Tona Roy, sería nombrada directora de exportación y márketing.

     

    UN ERE PARA 500 DE SUS 600 TRABAJADORES

    Según informa el Diario de Valladolid de 22-06-2.01 la empresa soriana aplicará finalmente un expediente de regulación de empleo para suspender los contratos del 85% de su plantilla, lo que afectará a 500 de sus 600 trabajadores. Se trata de un expediente en el que no habrá despidos y que afecta a todos los empleados de la plantilla a excepción de los jubilados parciales y los comerciales de la empresa.

    El director de Recursos Humanos de Norma, Ricardo Gutiérrez, explicó según dicho rotativo, que la propuesta que se ha presentado es la menos mala, de tal manera porque es  un expediente proporcional que afecta a toda la plantilla por igual, y es flexible porque se aplicará sólo cuando sea necesario.

    La suspensión de los contratos es por un periodo máximo de nueve meses por trabajador y se aplicaría en los dos próximos años. El ERE se aplicará si se necesita y dependerá sobre todo de la cartera de pedidos. La caída de la producción de la planta es la principal causa alegada por la empresa: a finales de 2.007 la empresa facturó 72 millones de euros, que se redujo a 64 millones en 2008 y 55 millones en 2009. En los cinco primeros meses de este año el descenso ha sido del 21%. Las bajadas de facturación han sido escalonadas y cada vez mayores.

    La dirección de la empresa ha entregado a la representación sindical un plan de viabilidad de futuro a medio plazo, en el que se incluyen determinadas medidas que se van a aplicar para incrementar las ventas, y reducir los costes de producción, y que no sólo afectan a cuestiones de personal.