NOTICIAS

  • 24 de junio de 2010

    Acuerdo político sobre la nueva ley para detener el comercio de madera ilegal
    imagen_6534.jpg

    La Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo han alcanzado finalmente un acuerdo político sobre la nueva ley para detener el comercio de madera de origen ilegal. La ley deberá ser aprobada por el Parlamento en julio de este año y por los Gobiernos de la UE en otoño. Asimismo, se espera que entre en vigor en 2012.

    Según Anke Schulmeister, Responsable de Política Forestal Europea de WWF: “Este acuerdo allana el camino para la nueva ley europea que prohibirá la entrada de madera de origen ilegal en los mercados de la UE, que además era necesario desde hace tiempo. Después de años de difíciles debates, WWF aplaude la prohibición de madera de origen ilegal y la aplicación de sistemas de diligencia debida para las industrias de madera de la UE. Esto debería facilitar el campo de juego para las compañías que quieren adquirir madera de fuentes legales y contribuir así a salvar los valiosos bosques tropicales”.

    Sin embargo, añade: “La exclusión de productos impresos, como libros o periódicos de esta legislación y sobre todo la falta de un sistema unificado de sanciones en la UE, amenaza con reducir la efectividad de la prohibición. Esperamos que los Estados Miembros impongan multas estrictas para quienes no respeten la ley”.

    Esta medida se suma a los avances producidos en España en el marco de la iniciativa de WWF “Ciudades por los Bosques”, con la reciente incorporación de Madrid a la lista de Ayuntamientos españoles comprometidos con la compra pública responsable. Junto a esta, ya hay otras ocho entidades que aplican en nuestro país un programa semejante para controlar el origen de los productos forestales que consumen. De igual forma, cabe destacar que la Asociación Española de Importadores de Madera (AEIM) también alcanzó un acuerdo con WWF para promover la certificación FSC en los países tropicales.

    En opinión de Félix Romero, Responsable de Bosques de WWF España, “esta decisión contribuirá a ensalzar el uso de la madera como material ecológico y elemento clave de un nuevo modelo económico que respete los bosques, su biodiversidad y sus valores sociales.”

    Para WWF, la obligatoriedad de cumplir con la legalidad de las cortas es crucial. De hecho, es el primer paso que los mercados y los consumidores han de dar para garantizar la sostenibilidad en el uso de nuestros bosques. Por ello, la organización insiste en la importancia de la certificación forestal FSC como aval de legalidad y del uso social y ambientalmente responsable de los bosques.

    Por su parte, la '0tra campana' AEIM (asociación española de importadores de madera), ha hecho público el siguiente comunicado:

    Con este acuerdo la UE se compromete con el control de las fuentes de madera para evitar la entrada en sus fronteras de madera procedente de talas ilegales. A partir de ahora todos los operadores internacionales que quieran vender madera a los países miembros de la UE deberán demostrar la legalidad del aprovechamiento. Así, se espera eliminar la posibilidad de adquirir madera cortada de forma irregular en los países de origen y, por tanto, excluirá del mercado internacional a quienes no cumplan con las normas. Pero también elimina las sospechas sobre el producto más ecológico y renovable que existe en el mercado. Cuando entre en vigor este acuerdo, ningún otro material ofrecerá las garantías de sostenibilidad que da la madera. Due Diligence, acuerdos FLEGT y certificación forestal son tres herramientas que garantizan la legalidad del aprovechamiento, su sostenibilidad y el futuro de los bosques del planeta.

    La nueva legislación recoge los siguientes aspectos:

    -   Se incluye la prohibición de comerciar con madera extraída ilegalmente, actividad que será castigada por el derecho penal. Dado que la legislación penal es competencia de cada Estado, corresponderá a cada país miembro tipificar este delito en su código penal y acordar las penas o sanciones correspondientes, así como informar a la Comisión para convenir un sistema armonizado de delitos/faltas y sanciones. En cualquier caso, tal y como estipula el derecho penal, se actuará bajo el principio de presunción de inocencia, por lo que la carga de la prueba recaerá en la acusación, ya sea pública o privada.

    -   El criterio de legalidad se establece como cumplimiento de las leyes del país de origen, es decir, del productor de la madera. A este respecto, se han suprimido las referencias a los derechos sociales de los trabajadores.

    -   Únicamente los operadores que pongan en el mercado europeo por primera vez madera o productos de madera están obligados a la "Diligencia debida", o cuidado necesario, con el fin de evitar la entrada en la UE de madera procedente de tala ilegal. Los sucesivos operadores en la cadena deberán aportar información sobre a quién les han comprado la madera y a quién se la han vendido.

    -   El etiquetado, a diferencia de las versiones iniciales, finalmente no se ha establecido.

    - Quedan excluidos de esta legislación la madera reciclada, es decir, la derivada de productos que ya están en el mercado. Asimismo, tampoco se contemplan los libros, los folletos y el papel impreso, si bien no se descarta que puedan incluirse posteriormente.

    - Tras la aprobación, se establecerá un periodo de 27 meses para trasponer el acuerdo en la legislación interna de cada uno de los países miembro. La efectividad de la regulación se revisará después de tres años.

    “Este reglamento supone un avance muy importante para evitar la entrada en Europa de madera sospechosa de no cumplir con todos los requisitos legales”, declara Alberto Romero, secretario general de AEIM. Y añade. “La Asociación Española de Importadores de Madera ha apoyado desde el principio las gestiones llevadas a cabo por el Gobierno español destinadas a la aprobación del Reglamento de la Diligencia Debida, que finalmente se aprobará el próximo 6 de julio”.