NOTICIAS

  • 4 de noviembre de 2010

    Trabajar hoy en día en carpintería es temerario
    imagen_6636.jpg

    Así de tajante se ha manifestado Jesús Guillén Corrales durante su intervención en el  I Congreso de Rehabilitación y Reforma en Madera, organizado por CONFEMADERA junto con sus asociaciones del mundo de la carpintería, ANFTA, FEIM y la Comisión Española de Carpintería. Es temerario porque está íntimamente ligada a la construcción: falta trabajo, la rentabilidad es baja, falta financiación y las perspectivas de futuro son inciertas. Pero continuó con una nota de esperanza: “Cada empresa tenemos que decidir qué tamaño queremos tener en la difícil coyuntura que vivimos. Sin embargo –apostilló el director comercial del Grupo Guillén-, quienes amamos esta profesión hemos de tomar una posición activa, adaptarnos, y no quedarnos esperando. El mercado nos ofrece oportunidades; pero tenemos que ubicarnos, definirnos y dimensionarnos, con producto y servicio, para ganarnos la confianza de un cliente nuevo”

    Por su parte Eduardo Noriega, de Carpintería Benito manifestó que “La carpintería es un sector de personas, de profesionales, de artistas-, es una actividad muy complicada y compleja, que ha contribuido al desarrollo de la Humanidad desde sus orígenes, y que promete un futuro apasionante, porque ha llegado el momento de preservar el medio ambiente, y la madera es el único material que puede certificar su sostenibilidad”.

    En el próximo número de la revista AITIM aparecerá un más amplio reportaje con estas dos intervenciones. 

    El Iº Congreso de Rehabilitación y Reforma en Madera, se desarrolla esta semana en el marco de ZOW-TCB (Salón Internacional de Componentes Semielaborados y Accesorios para la Industria del Mueble y del Interiorismo // Salón Profesional de Proveedores para la Industria de Cocina, Baño, Rehabilitación y Carpintería Integral).