NOTICIAS

  • 21 de diciembre de 2010

    Descenso de un 20% en detección de incendios durante 2009
    imagen_6675.jpg

    El último estudio realizado por el Comité Sectorial de Detección de TECNIFUEGO-AESPI muestra que  durante 2009 se ha producido un descenso en las ventas en torno a un 20 %  en el mercado profesional de la detección de incendios. Esta variación, derivada de la crisis general por la que atraviesa España y el resto del mundo, sitúa el volumen de mercado de detectores alrededor de 1.500.000 unidades,  frente al 1.900.000 unidades de 2008. Se estima que el impacto económico total, en 2009, de producto instalado, está alrededor de los 200 millones de euros. De los cuales, 76 millones corresponden a la venta de producto en la península Ibérica, y el resto a proyecto, instalación y mantenimiento.

    Por tecnologías,  el detector iónico sigue en clara regresión. Asimismo, las instalaciones de sistemas convencionales van superando a los sistemas analógicos aunque por poca diferencia.

    El Comité cree que es necesaria una mayor calidad de la instalación y el mantenimiento, y que las decisiones para elegir una instalación  deben atender a la calidad y eficacia a la hora de  cubrir los riesgos y no inclinarse sólo por el precio. De manera especial debe entenderse que la instalación no se mantiene inmutable a lo largo del tiempo, que el producto tiene una vida útil,  y que, por desgaste, modificación o mejora, debe planificarse su constante actualización.

    Desde el C.S. de Detección se señala, además, que el sector y el mercado deben tomar conciencia que desde la entrada en vigor de la Directiva de Productos de la Construcción  y la obligatoriedad del marcado CE, no se puede ni comercializar, ni instalar productos que no cumplan la citada directiva. Hoy, prácticamente todos los componentes del sistema de detección de incendios, disponen de normas armonizadas de obligado cumplimiento, que garantizan la calidad y eficacia de las instalaciones, y es la mejor forma de cerciorarse de que se cumple la legislación vigente.