NOTICIAS

  • 29 de abril de 2011

    Simpson, empresa líder en la fijación para estructuras de madera amplía su gama a los anclajes en hormigón
    imagen_6796.jpg

    Simpson ha ido incorporando en estos últimos años las fijaciones y anclajes químicos y los tacos metálicos a su catálogo. En 2008, incorporó a la Compañía Liebig, reconocida por su experiencia en el mercado de los anclajes metálicos y en 2010, fue el turno de La sociedad Socom, fabricante de anclajes químicos que ha aportado su saber hacer en este campo.

    Desde el 1 de abril Simpson lanza oficialmente en Francia, y en seguida en España, su nueva gama de productos de anclaje, que se completa con el de conectores y herrajes para madera que ya disponía. 

    Las fijaciones o anclajes metálicos ejercen una fuerza en forma de cono en el hormigón. Una primera presión se ejerce al introducir el anclaje y una segunda al entrar en carga cuando la acción de un muelle libera los 3 segmentos que se bloquean en el hueco del anclaje previemante realizado en el hormigón. 

    El campo de uso de estos anclajes es donde las exigencias de seguridad sean extremadamente elevadas, fijación de estructuras de acero,  tuberías para la industria nuclear e ingeniería civil, además de estructuras de madera apoyadas en hormigón.

    En cuanto a los anclajes químicos, el sellado químico en cartucho comprende una resina y un endurecedor que se mezclan gracias a una boquilla especial. Es la reacción de los dos componentes lo que permite al mortero endurecer para formar una cola extremadamente resistente adaptable a todas las fijaciones en ladrillo, bloque de hormigón aligerado, piedra y hormigón. 

    El alto rendimiento de los productos Simpson que disponen de un reconocimiento europeo ETAG y el correspondiente marcad CE, las reglas de dimensionado que se aportan y un programa de cálculo permiten dimensionar estos elementos con toda seguridad.

     

    ffaucher@strongtie.com