NOTICIAS

  • 27 de septiembre de 2011

    El Grupo CARINBISA, fabricante aragonés de ventanas, se vuelca en la rehabilitación. Acaba de terminar el Ayuntamiento de Lleida
    imagen_6930.jpg
    El grupo CARINBISA, ha realizado la sustitución de ventanas en la fachada de la Rambla Ferran del
    Ayuntamiento de Lleida, dentro de una rehabilitación global realizada por Ecolleida s.l. Los trabajos se
    han realizado sin parar la actividad normal del ayuntamiento. 
    Estas ventanas se han fabricado en madera de pino silvestre laminado  y se han barnizado en tono nogal. La madera utilizada procede de bosques con gestión sostenible; y los barnices utilizados son en base agua, por lo que la actuación ha sido muy respetuosa con el medio ambiente.
    Los trabajos de sustitución han consistido en la eliminación de las hojas de las ventanas antiguas, y la colocación posterior de las ventanas de CARINBISA respetando en cada caso las características constructivas de las piezas originales, manteniendo las formas curvas y la distribución de los cristales.
    Las ventanas de CARINBISA se han equipado con doble acristalamiento con cámara y lunas
    laminares, mejorando en mucho las prestaciones del cerramiento, en torno a 39 dB de aislamiento a
    ruido aéreo. En este caso al dar la fachada a una calle con tráfico importante se ha tenido muy en cuenta
    la buena prestación acústica de las ventanas de madera aumentando mucho el confort para los usuarios.
    Además con esta sustitución de ventanas en el Ayuntamiento de Lleida, ha ayudado y ayudará a una
    reducción importante en la emisiones de CO2. Por un lado tenemos el ahorro energético durante la
    fase de uso de la ventana, ya que las ventanas de madera tienen los mínimos valores de transmisión
    térmica por estar fabricadas con material aislante por naturaleza y por otro lado nos encontramos que
    como los bosques son un sumidero de carbono, durante el proceso de fabricación la ventana de madera
    tiene una huella de carbono negativa. Este dato es muy importante porque al analizar el ciclo
    completo, fabricación + tiempo de vida, de la ventana nos encontramos que las emisiones globales para
    una ventana de madera son entre 3 y 15 veces menores que para las de cualquier otro material.
    Por lo que es la ventana CARINBISA es perfecta contra el cambio climático.
    De este modo en el Ayuntamiento de Lleida se ha ejecutado una buena acción de rehabilitación, mejorando considerablemente la habitabilidad del edificio de una forma perfectamente respetuosa con el medio ambiente.
    CARINBISA dispone del Sello de calidad AITIM