NOTICIAS

  • 23 de marzo de 2012

    Pérgolas acristadas de Román Clavero
    imagen_7116.jpg

    En la arquitectura de la Costa del sol, especialmente en el área de Marbella, es frecuente el uso de lucernarios y pérgolas de madera acristaladas. Tradicionalmente antes y ahora se ha resuelto con vidrio laminares simples como 5+5 o 4+4 y una terminación superior para la fijación del vidrio a la estructura, con una simple tapeta de madera. Los problemas más frecuentes de este tipo de lucernarios son: 1º la tapetas están muy deterioradas por la abrasión del Sol. Al tratarse de zonas altas de difícil acceso el mantenimiento se hace costoso y peligroso.
    2º El escaso mantenimiento provoca un deterioro en la madera, con grietas y alabeos, lo que facilita las filtraciones de agua. Viéndose la celosía interior afectada.
    3º La terminación del lucernario se lleva a cabo uniendo directamente el vidrio con obra, las roturas en el vidrio son frecuentes por las dilataciones. También las grietas en la obra con las correspondientes filtraciones de humedad están garantizadas.
    4º La condensación en la parte interior del acristalamiento en invierno, son muy frecuentes debido al escaso aislamiento del vidrio simple sin cámara.
    Nueva generación de Perfiles para lucernarios madera-aluminio
    Los perfiles Raico Therm+, posibilitan lucernarios con doble acristalamiento con tapa de aluminio para eliminar el mantenimiento exterior, goma interior para rotura térmica y evitar la transmisión de dilataciones entre el aluminio, la madera y el vidrio. 

    Ver fotos en el Facebook de AITIM http://www.facebook.com/media/set/?set=a.320221241373460.77390.216720678390184&type=1