NOTICIAS

  • 27 de abril de 2012

    Arquitectura en positivo: uno de los 51 proyectos seleccionados por el CSCAE e IFEMA para Construtec 2012 es una casa de madera
    imagen_7164.jpg

    Esta vivienda en Valdoreix (Barcelona) del arquitecto Miguel Nevado ha sido seleccionada entre las 51 presentadas al Concurso Arquitectura en positivo, organizado por el Consejo Superior de Arquitectos e IFEMA. Se trata de una vivienda unifamiliar realizada con estructura de tablero contralaminado KLH y una original cimentación de barras metálicas.

    DE LA MEMORIA 

    Las líneas generales del proyecto y su organización volumétrica estaban, esencialmente, definidas por los propios promotores, que se implicaron en el propio proyecto hasta el punto de que se deben considerar los verdaderos autores del mismo. Mi labor fue encontrar el cauce para viabilizar técnicamente la filosofía de proyecto expuesta.

    Partió de los promotores la sugerencia de utilizar pilotes atornillados en la cimentación. Se trata, seguramente, de la cimentación de menor impacto posible: al final de la vida útil del edificio (que, no obstante, puede ser indefinida) los pilotes pueden reutilizarse y/o reciclarse por procedimientos habituales de gestión de residuos metálicos. El propio procedimiento permite realizar operaciones de cimentación incluso en terrenos tan complejos como la pendiente del 80% en la que debíamos situarnos, con una mínima intrusión. El marco normativo prestacional vigente abre posibilidades a la utilización de este tipo de soluciones “novedosas” (sólo tiene unos 180 años de historia), si bien es cierto que con esfuerzos técnicoteóricos que sobrepasan los requeridos para la validación normativa de los sistemas “convencionales”.

    Los sistemas estructurales en madera contralaminada presentan un particular buen maridaje con el tipo de cimentación indicada: cada muro pasa a ser una pantalla estructural, y toda la vivienda pasa a movilizarse mecánicamente lo que reduce considerablemente los puntos de apoyo necesarios. De este modo, la generación de muros de contención o el salvar grandes luces, puede realizarse sin esfuerzos económicos de relevancia.

    Se trata del último derivado estructural de la madera maciza que ha llegado al mercado, y está llamado a jugar un papel clave en una futura construcción sostenible y económicamente compatible. Se han realizado ya varios edificios de 8 plantas de altura, en breve se alcanzarán las 15 plantas, y prototipos de 30 plantas están ya en fases de estudios avanzados. Al tratarse de un sistema masivo en madera, proveniente de bosques con explotación controlada, siempre inferior al crecimiento de las masas forestales afectadas, resulta uno de los mejores cauces posibles para que la actividad de la construcción pase, de ser un grave contaminante neto, a ser un descontaminante con eficiencia a muy largo plazo. Una estructura de madera contralaminada se convierte, al final de su vida útil e incluyendo sus herrajes de unión, en pellets de tipo industrial en su totalidad.

    Los otros dos elementos clave de la obra son la utilización de muros de arcilla en parte de los acabados interiores, y la fachada ventilada en madera sin tratamiento químico, que envuelve un sistema de aislamiento de celulosa; los niveles de aislamiento totales multiplican por un factor del orden 2.5 los requerimientos normativos. El muro resultante es un cerramiento totalmente transpirable y perfectamente seco con independencia de su orientación; adicionalmente, el apreciable volumen de madera “encapsulado” ayuda al control del equilibrio hídrico del ambiente interior. La total ausencia de elementos metálicos (salvo los herrajes de unión, que tienen un peso testimonial) envolviendo el espacio, que caracteriza los sistemas habituales de estructuras, elimina cualquier riesgo de contaminación electromagnética.

    De este modo, paso a paso y material tras material, el impacto ambiental de la vivienda realmente llegó a extremos difícilmente alcanzables en la construcción, digamos, “convencional”. El control térmico del espacio en verano es inmediato. Al tratarse de una ladera totalmente al norte y un edificio con extremadamente elevados niveles de aislamiento, el ámbito interior resulta confortable sin recurso a ninguna climatización. Además, los muros de arcilla se combinan con el sistema masivo en madera para aportar un nivel adecuado de inercia térmica.

    Esta se ve mejorada con la protección frente al calor que aporta la cubierta ajardinada (un jardín fundamentalmente de carácter mediterráneo seco). En invierno, una red de distribución de agua a baja temperatura, generada por una caldera de biomasa, se incorpora en los muros de arcilla, complementando un pequeño hogar cerrado en el salón. Dado el sistema de aislamiento, y la sencillez de control de puentes térmicos y pérdidas de estanqueidad que permite la construcción con madera contralaminada, los costes energéticos resultan comparativamente insignificantes.

    Los acabados interiores se caracterizan por tres elementos: el delicado aceitado blanquecino fuertemente traslúcido de las superficies vistas de la estructura de madera, la particular textura final de los muros de arcilla, y los pavimentos de ancha tarima de roble macizo, en aceitado mate. La iluminación se incorpora discretamente en los propios volúmenes de los macizos de madera y arcilla.

    El presupuesto de ejecución material de la obra ha terminado situándose en torno a los 1.300 €/m2 construidos (ca. 300 €/m2 corresponden a la cimentación y el “cajón” de madera). Otros estudios del mismo sistema de construcción con diferentes niveles de acabado, bajan estos presupuestos al orden de los 600 €/m2. Parece claro, en consecuencia, que nos encontramos ante una alternativa muy verosímil para el futuro de la construcción, en una coyuntura en la que, si algo necesitamos, son alternativas. 

    El Comité de Selección de la convocatoria Arquitectura en Positivo, formado por representantes de Veteco, IFEMA y CSCAE, ha elegido durante el mes de abril los 51 proyectos seleccionados de entre todas las propuestas que los arquitectos han hecho llegar al Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, que ha promovido esta iniciativa. Los proyectos escogidos serán promocionados en una exposición de paneles en el Salón Internacional de la Construcción que se desarrollará en IFEMA del 8 al 11 de mayo de 2012.
    Esta convocatoria tiene como objetivo ofrecer un panorama alentador de la arquitectura y de la actividad de los arquitectos, demostrando que, pese a la crisis, los profesionales tienen una actitud positiva y propositiva a través del desarrollo de propuestas innovadoras y necesarias en este campo. Las propuestas recibidas han sido muy numerosas. El Comité ha valorado especialmente aquellas que destacan por su calidad e innovación en el planteamiento arquitectónico.
    Además, el Consejo también pretende dar visibilidad y difusión a los proyectos participantes y crear un punto de encuentro para los profesionales que se materializará el día 10 de mayo a las 13.30 en IFEMA con la entrega de un certificado a los 51 seleccionados. Este acto permitirá a los profesionales encontrarse con otros agentes del sector y charlar en la copa de vino que se ofrecerá posteriormente. Como complemento adicional a la exposición de paneles en IFEMA, los trabajos seleccionados también formarán parte de una muestra online.

     

    FOTOS DEL PROYECTO: en el muro de Facebook de AITIM 

    Esta vivienda fue publicada por la revista AITIM en su nº 273, de septiembre-octubre de 2011