NOTICIAS

  • 25 de mayo de 2012

    Balance positivo de Construtec, pese a la crisis
    imagen_7201.jpg

    “Satisfacción” fue el mensaje genérico del conjunto de los casi 400 expositores que fueron capaces que hacer converger a los 34.887 participantes profesionales del sector que formaron parte de la I SEMANA INTERNACIONAL DE LA CONSTRUCCIÓN, que organizó IFEMA del 8 al 11 de mayo pasados, en la Feria de Madrid. Durante cuatro días, un total de 377 empresas expositoras –procedentes de 14 países- dieron a conocer su oferta, en 5 pabellones del recinto ferial de IFEMA. Por primera vez, coincidían en un mismo espacio expositivo tres ferias referentes en sus respectivos ámbitos: VETECO, Salón Internacional de la Ventana y el Cerramiento Acristalado, CONSTRUTEC, Salón Internacional de la Construcción, y PIEDRA, Feria Internacional de la Piedra Natural.

     

    En la SEMANA INTERNACIONAL DE LA CONSTRUCCIÓN participaron profesionales de toda España, destacando especialmente, los procedentes de Madrid, Andalucía, Valencia, Cataluña y las dos Castillas.

     

    También hubo una importante afluencia de profesionales extranjeros. En concreto, se registró un total de 2.645 visitantes, originarios de 65 países, sobre todo, de –por orden de número de participantes- Alemania, China, Francia, Portugal, Méjico, Turquía, Irán, Rusia, Brasil, Argentina e Italia, poniendo de manifiesto el esfuerzo promocional de la feria en estos mercados, de potencial exportador para las empresas expositoras, así como reflejo del resultado del Programa de Compradores Internacionales, en el que las empresas participantes han tenido la oportunidad de invitar a sus clientes habituales o potenciales, de todo el mundo. Así, a la feria acudieron 225 compradores invitados, procedentes de 17 países. Por su parte, diferentes empresas expositoras invitaron, a través del Programa de Compradores Internacionales de la feria, con la colaboración de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, a un total de 178 compradores, procedentes de 30 países.

     

    Atendiendo al tipo de actividad, cabe destacar la principal afluencia de  arquitectos, constructores, ingenieros, instaladores, carpinteros y maestros y artesanos de la elaboración y transformación de la piedra.

    Resultado positivo, en definitiva , y que puede considerarse un éxito para los organizadores, que supieron apostar por una feria modesta y ajustada a la situación actual, recibiendo el apoyo de las empresas. Hay que destacar que el sector de la madera fue el que más representación tuvo en el evento.