NOTICIAS

  • 16 de julio de 2012

    Parquets macizos y laminados intentarán aclarar su terminología de cara a los prescriptores y usuarios
    imagen_7277.jpg

    El objetivo de la Federación Española de Pavimentos de Madera es erradicar definitivamente una práctica todavía habitual en el mercado, que consiste en relacionar las palabras parquet o tarima con los suelos laminados, lo cual lleva a confusión al usuario final, ya que cuando compra laminado, no está adquiriendo ni un parquet (que sólo puede ser de madera), ni una tarima (que es un sistema de instalación de un determinado tipo de parquet).

    Para debatir este delicado asunto, a iniciativa de la FEPM, se reunieron el Presidente de ASPREL, Javier Pelegrí Leblanc, en representación de empresas referentes en el segmento de los pavimentos ligeros, y José Luis Ávila, Director Gerente de la Federación Española de Pavimentos de Madera (en la imagen).

    “Los fabricantes, distribuidores e instaladores de pavimentos de madera no quieren que a los suelos sintéticos, estratificados o laminados se les adjunte la denominación de parquet, o el calificativo de madera –afirma tajante José Luis Ávila-.”

    En la recién clausurada Convención Anual de la FEPM, celebrada en Cádiz, los profesionales del parquet solicitaron que hubiese un acercamiento a los empresarios de los pavimentos ligeros para abordar este problema. El objetivo: diferenciar claramente las tipologías de pavimento y erradicar la publicidad engañosa que asocia los conceptos madera, parquet o tarima, entre otros, a pavimentos que no son de madera.

    “La vía para alcanzar un acuerdo en las definiciones y usos pasa por respetar escrupulosamente la norma técnica establecida –concluye el Director Gerente de la FEPM-. Existe voluntad de entendernos, a todos nos conviene denominar correctamente a nuestros productos, sin faltar a la verdad”.