NOTICIAS

  • 16 de septiembre de 2012

    Maquinaria para la madera italiana: los mercados internacionales se ralentizan
    imagen_7337.jpg
    La situación sigue siendo crítica para la maquinaria y tecnología para la madera y el procesamiento: después de cuatro trimestres positivos, la expansión de los mercados mundiales se ha detenido. Es una tendencia "natural" , podríamos decir, las órdenes de compra desde el extranjero - en términos absolutos - siguen representando el negocio más importante para una industria, como la italiana, con un porcentaje de exportación del 70 por ciento de su producción. Por el contrario, la situación en Italia es aún muy complicado, con un estancamiento "estructural" que está poniendo en peligro a las empresas domésticas.
    Pero echemos un vistazo a las cifras: de acuerdo con el reconocimiento periódico que realiza la Oficina de Estudios de Acimall, entre abril y junio de 2012, los pedidos bajaron un 9,9 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2011. Las órdenes extranjeras disminuyeron en un 12,3 por ciento, mientras que la contracción en el mercado nacional fue del 4,3 por ciento. Estos datos encajan en un cuadro general donde, repetimos, la tecnología para la madera italiana se ha estado expandiendo fuertemente en los mercados mundiales, con una tendencia importante también el año pasado, mientras que la reducción ha sido más clara en el trimestre objeto de escrutinio en Italia, donde el mercado interno ha estado "parado" por un largo tiempo.
    En comparación con la cifra del índice en enero de 2002, igual a 100, el nivel actual de pedidos están en 79.
    El período de producción asegurada es de aproximadamente dos meses, mientras que desde el comienzo de 2012, los precios han aumentado en un 1 por ciento. Se considera el empleo estacionario 81 por ciento de la muestra y cayendo por el restante 19 por ciento.
     
    Previsiones a corto plazo
    Hay una evidente falta de confianza para la parte final del año: un tercio de la muestra espera una contracción de pedidos, tanto en los mercados extranjeros como en el doméstico. Sólo el 15 por ciento de las empresas encuestadas prevén un aumento de los pedidos del extranjero, mientras que el volumen se mantiene estable para el 56 por ciento, y se reducirán aún más para el 29 por ciento (el balance es de menos 14). El mercado nacional también va a reducirse de acuerdo con el 37 por ciento de la muestra, mientras que el 63 por ciento espera estabilidad. Nadie habla de un posible crecimiento (el balance es negativo de menos 37).