NOTICIAS

  • 3 de diciembre de 2012

    Bosques Sostenibles plantará para Volkswagen 22.500 árboles antes de que acabe el año
    imagen_7423.jpg

    La empresa de gestión medioambiental Bosques Sostenibles plantará para la firma automovilística Volkswagen 22.500 árboles antes de que termine 2012. De ellos, 4.500 se plantarán en el bosque corporativo que la compañía ha creado en Cos, en Cantabria. Los 18.000 árboles restantes ayudarán a restaurar un área de Valdeolea recientemente incendiada.

    Todos tienen como objetivo final compensar las emisiones contaminantes que generan los automóviles de la firma, creando potentes sumideros de C02 y espacios generadores de vida sobre suelo público. Hay que recordar que cada árbol compensa en sus primeros 30 años de vida 300 Kg de CO2.

    Con los 22.500 árboles que se plantarán en las próximas semanas, serán más de 70.000 los ejemplares que Bosques Sostenibles habrá plantado para Volkswagen desde finales de 2011, cuando se firmó el primer acuerdo entre ambas empresas.

    Como resultado de esa colaboración han nacido dos bosques corporativos que ocupan una superficie de 22 hectáreas y albergan abedules, encinas, robles, castaños y hayas. Uno de ellos se ubica en Cos y cuenta con 19.500 árboles. El otro, con 34.722 árboles, se encuentra en Herrera de Pisuerga, en Palencia, en una zona muy degradada que sirvió como vertedero y que empieza poco a poco a teñirse de verde.

    “El árbol es a día de hoy nuestro mejor aliado para neutralizar emisiones de CO2, y la consistencia de nuestra apuesta queda patente con los más de 300.000 árboles plantados. Por ese motivo, en 2007 desde Volkswagen se pusieron en marcha iniciativas como el Árbol de serie y el Pack CO2 Neutral. Además de plantar un árbol de serie por cada vehículo nuevo vendido, damos la opción a nuestros clientes de contratar packs de árboles opcionales para compensar los kilómetros que realizarán con sus vehículos” comenta Caita Montserrat, directora de Marketing de Volkswagen España.

    La mayoría de los árboles que Volkswagen planta en Cantabria forman parte de la iniciativa Un coche, un árbol  y de los conocidos como Programas de CO2 Neutral. Ambos son productos que la compañía ofrece a sus clientes para intentar contrarrestrar las emisiones contaminantes que generan sus vehículos.

    De los árboles que se  plantarán en las próximas semanas, 4.500 han sido sufragados con paquetes CO2 Neutral, a partir de vehículos adquiridos por particulares en la red de concesionarios de la marca.

    La lucha contra el cambio climático a través de la fijación del CO2 atmosférico, no es, sin embargo, el único objetivo de los bosques de Volkswagen. Jesús David Sánchez Labrador, ingeniero de Montes de Bosques Sostenibles, añade algunos más, entre ellos “el restablecimiento de la cubierta forestal autóctona en áreas degradadas, el aumento de la biodiversidad, la protección del suelo frente a fenómenos erosivos, el fomento del uso polivante del territorio, compatibilzando la conservación del espacio con las actividades tradicionales y la integración de la población en la gestión del entorno”.

    Bosques autóctonos y científicos

    Bosques Sostenibles se compromete a cuidar y mantener los árboles el tiempo necesario que garantice su perdurabilidad. Todas las especies que se plantan en ellas son autóctonas y las técnicas que se utilizan son de silvicultura ecológica.

    Pero además, la empresa cántabra cuenta con un sólido respaldo científico a través de CarboCantabria proyecto de investigación pionero en España que permite analizar los flujos de carbono y energía entre la atmósfera y diferentes ecosistemas forestales gracias a la técnica Eddy Covariance.

     “Hasta ahora, los cálculos de compensación de emisones se basaban en meras estimaciones, no en datos reales. Nosotros los estableceremos con total precisión” explica Pablo Ruiz, técnico agrícola de Bosques Sostenibles y la Encina.

    A través de un sistema de sensores y microsensores se  puede evaluar el potencial como sumidero de CO2 de los bosques y detectar qué especies forestales son las más eficaces para luchar contra el cambio climático.

    Tras una primera fase centrada en los encinares, en la actualidad el proyecto está dirigido al abedul, una de las especies con mayor peso dentro de las plantaciones, capaz de fijar durante los dos primeros trimestres del año 900 gramos de CO2.

    Bosques Sostenibles forma parte del grupo empresarial cántabro La Encina y está integrado por profesionales con más de 30 años de experiencia en el sector medioambiental. Entre sus clientes, además del grupo Volkswagen, se encuentran Danone, el Banco Sabadell, el Banco Santander, Viglya o la escuela Els Menuts de la Pineda.