NOTICIAS

  • 29 de enero de 2013

    Errores más frecuentes en la denominación de los pavimentos de madera: tarima flotante, macizo o laminado, sintético o artificial, el acabado vinílico
    imagen_7473.jpg

    Por Madrid Forest, enero 2013

    El director de la FEPM, Jose L. Ávila Martín (en la imagen), charla con Madrid Forest sobre los frecuentes errores de denominación de los diferentes productos del mercado de los pavimentos que llevan a la confusión de los consumidores, de su pasión por la madera, así como del futuro que le augura al sector.

     

    ¿Es la tarima flotante un material en sí, como muchas veces mencionan los clientes o este término hace alusión a un sistema de colocación?

    “Técnicamente “Tarima flotante” tal cual no existe. Tarima no es un producto sino un sistema de instalación de un pavimento de madera sobre rastreles, y flotante es otro sistema de instalación para pavimentos con apoyo continuo sobre la base pero sin adherirse al mismo.

    En todo caso, estos términos: tarima, flotante y parquet se refieren única y exclusivamente a revestimientos de madera. Conviene saber que la definición de parquet  nos la facilita la norma europea UNE-EN-13756 “Suelos de Madera. Terminología” que denomina parquet ó parqué  al “revestimiento de suelo de madera con una capa superior de grosor de 2,5mm mínimo antes de su colocación”.

    Dicho lo anterior, utilizar los términos tarima o flotante asociados a un pavimento de madera o parquet no induce a error a quien lo compra, sin embargo utilizar el término “parquet laminado”, “parquet cerámico”, “tarima flotante” aplicado a los pavimentos laminados en instalación flotante, “tarima laminada”, “parquet flotante laminado AC4” etc.., es usurpar la denominación del parquet para un producto que no se corresponde con la norma y que es, como hemos dicho, una práctica o publicidad engañosa que produce una confusión en los consumidores que se plantean comprar un parquet y terminan adquiriendo otro producto totalmente distinto, que no reúne ninguna de sus características y que es solo una mera imitación. Además, esas prácticas injustificadas e indeseables dañan la reputación de los pavimentos auténticos de madera natural y perjudica gravemente a los fabricantes de parquet y fabricantes de barnices en particular, así como a todos los asociados de la Federación Española de Pavimentos de Madera en general”.

    ¿Podría decirse que los suelos de madera pueden ser únicamente, macizos o laminados y que dentro de estos últimos, hay productos naturales y sintéticos? ¿Por qué se asocia siempre el laminado con un material sintético o artificial? Existen varios ejemplos como los del fabricante francés Marty, que son tarimas laminadas de madera natural…

    “La madera, no me cansaré de repetirlo, es un recurso natural, abundante y renovable y su utilización es beneficiosa para la naturaleza al ser un material ecológico. Proviene de una gestión forestal sostenible que estimula la expansión de este tipo de bosques y, se ha demostrado que un mayor uso de productos de madera reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, y por tanto desempeña un papel importantísimo en la lucha contra el cambio climático. 

    La madera sintética simplemente no existe. La madera siempre es natural.

    El pavimento de madera macizo es aquél que se fabrica con madera natural de una pieza sin estructura de capas, todo el grosor es una sola pieza.

    La relación del pavimento laminado con algo sintético o artificial viene de su propia constitución. Un suelo laminado, conforme a la Norma UNE-EN 13329, es un revestimiento de suelo cuya cara vista o de desgaste está constituida por una o varias capas de un material fibroso (generalmente papel) impregnada en resinas aminoplásticas termoestables (melanina). 

    Si bien en muchas ocasiones el término artificial se aplica a algo que quiere mostrar o ser algo que no es, como sustituto de lo natural. Todos conocemos el césped artificial y sabemos que es una moqueta que intenta emular una herbácea natural”. 

     ¿Qué opinión le merecen los novedosos suelos con acabado vinílico?

    “La industria de los pavimentos investiga y fabrica productos para cumplir con las necesidades o solicitudes del consumidor y, de acuerdo a ello, ha desarrollado estos pavimentos que no dudo tendrá su cuota de mercado dentro de la venta de pavimentos.

    A la FEPM todos los pavimentos le merecen todo el respeto siempre que se denomine a cada tipo de suelo por su nombre sin faltar a la verdad, respetando escrupulosamente las definiciones y usos establecidos en las normas técnicas de cada producto. Serán los consumidores quienes libremente elijan el producto que más les guste o consideren más apropiado a sus necesidades, pero sin engaños ni tapujos atendiendo a sus  características técnicas y calidades, pero en ningún caso a costa de las bondades de nuestros pavimentos de madera natural”

    ¿Podrían establecerse preferencias de uso y estética en cuanto a pavimentos naturales según las diferentes áreas geográficas en nuestro país?

    “Es difícil acotar por zonas geográficas la utilización mayor o menor de los pavimentos de madera, aunque es cierto que la primera impresión es que hay zonas donde el uso del pavimento de madera ha sido tradicionalmente mayor. La sensación de confort que aporta la madera y su inimitable procedencia natural hacen que sea muy valorado en todas las zonas de nuestra geografía, incluso en aquéllas donde no hace mucho tiempo era impensable, me refiero a las zonas delimitadas por  la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, donde se han derrumbado los mitos y falsas creencias o leyendas difundidas a veces interesadamente sobre los pavimentos de madera.

    En cuanto a los gustos son muy variados y se apoyan en la gran capacidad del pavimento de madera para acompañar a otros elementos constructivos y decorativos utilizados en la edificación y en la decoración de interiores”.

    ¿Considera el bambú como “la madera del futuro”?

     “El bambú como tal no es madera, el material no proviene de un árbol y por tanto no puede denominarse como tarima de bambú o parquet de bambú. Su denominación sería pavimento de bambú.

    Es un pavimento con características sobresalientes en muchos aspectos y que ha conseguido una buena aceptación entre los consumidores.

    El futuro de los pavimento depende de demasiadas variables, pero no cabe duda alguna de que el pavimento de bambú jugará un papel importante en el futuro así como ya lo hace en el presente”.

    ¿Está usted al tanto de la situación de sector del corcho en España, material que puede considerarse complementario a la madera?

     “El corcho es otro producto que reúne características particulares y con el que se fabrican pavimentos y recubrimientos verticales. Los nuevos desarrollos de pavimentos multicapa con capa superior de corcho puede que ayuden al mayor consumo de este material, haciéndolo más fácil de instalar y llegando a un público al que antes no tenía acceso”.

    ¿Cree usted que la sostenibilidad es un valor que el consumidor final ha empezado a valorar seriamente en sus decisiones de consumo? Cuál piensa que, sobre todo en este momento de crisis, es el factor definitivo a la hora de elegir un material u otro?

    “El principio de sostenibilidad quizá sea uno de los retos más importantes de la humanidad. La explotación de un recurso por debajo del límite de renovación del mismo y la preservación del medio con el fin de satisfacer las necesidades de la generación humana actual sin sacrificar las necesidades de generaciones venideras estará siempre basado en la gestión sostenible de las masas forestales (en el caso de la madera). 

    Como dije al principio un mayor uso de productos de madera, proveniente de una gestión forestal sostenible estimula la expansión de este tipo de bosques y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, y por tanto desempeña un papel importantísimo en la lucha contra el cambio climático. 

    La madera necesita menos energía y produce menos impactos ambientales a lo largo de todo el ciclo de vida del producto; es el único material que reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera. Según el Centro Nacional de Desarrollo de la Madera de Francia (CNDM) un m3 de madera empleada en la edificación significa la retirada de 1,6 toneladas de CO2 de la atmósfera (por sí misma almacena 1 tonelada, el resto viene del efecto sustitutorio de otros materiales emisores). 

    Deberían bastar estos argumentos para que los consumidores finales utilizaran la madera en general y los pavimentos de madera en particular, así como otros pavimentos si bien, al igual que sucede con la utilización indebida de términos asociados a la madera, muchas veces se habla de producto sostenible o renovable cuando no lo es, es decir no se regenera como la madera, por ejemplo el aluminio, el hierro etc., sin embargo en la actual situación de crisis, desgraciadamente, para el mayor sector de la población es el factor económico el que se valora más a la hora de optar por un producto”.

    ¿Qué previsiones puede adelantarnos sobre el sector de los pavimentos de madera en España, cuáles son, según sus informaciones y estudios, las tendencias de consumo?

    Para mí, las claves serán: Parquet de autor, parquet multicapa de gran formato y terminaciones decorativas personalizadas. Vuelven las combinaciones de distintos tipos de madera.

     

     

     

     

     

    Existen también otros pavimentos de parquet. A saber:

    Parquet mosaico, también denominado taraceado o damas que es un parquet constituido por tablillas de pequeñas dimensiones en las que la longitud es un múltiplo exacto de la anchura.

    Lamparquet, constituido por tablillas de dimensiones intermedias (a partir de 9 mm de grosor) también con una relación geométrica entre anchura y largo (del orden de 5 a 7 veces) para que puedan combinarse formando figuras. Los cantos no están mecanizados, salvo a lo sumo un bisel o ranuras de estabilización en la contracara.

    Parquet Industrial, constituido por tablillas que se colocan de canto. Se presenta en forma de losetas o dameros y está constituido por tablillas adosadas por sus caras pero no unidas entre sí. Se busca la máxima resistencia al desgaste pero sin fines decorativos al modo tradicional.

    Parquet multicapa, que está constituido por un sandwich de tres capas  (capa superior, noble o de uso, capa intermedia o persiana y capa base o soporte) encoladas entre si, donde el grosor de madera maciza que queda vista es el factor limitante. 

    Entarugados, que es a la vez un producto y un sistema de colocación. Son pavimentos de madera formados por tacos adosados de sección cuadrangular o rectangular, en formatos adoquinados, con grosores a partir de 1,5 cm y anchura y longitud variable.

    En las normas internacionales existe la denominación de pavimento o suelos de chapa de madera integrados por una base de tablero de fibras de alta densidad HDF, rechapado con chapas de maderas naturales, con grosores desde 0,5 mm hasta 0,8mm según la naturaleza de las maderas.

    (Definiciones extraídas del libro de Pavimentos de Madera. Manual de Instalación de D. Gonzalo Medina Gallego).

     

     

     

     

    Entrevista realizada en exclusiva por Madrid Forest. No está permitido reproducirla total parcialmente sin citar la fuente claramente. Para más información: 91 554 31 44; Info@madridforest.es