NOTICIAS

  • 22 de abril de 2013

    La resinación fue y puede volver a ser una actividad económica de gran interés en Europa
    imagen_7558.jpg

    Reunidos en el II Simposio Internacional de Resinas Naturales, los agentes del sector de la resina se comprometen a trabajar conjuntamente en las comarcas resineras e industriales de España, Francia y Portugal para diseñar una nueva organización y representación de este sector

    La localidad segoviana de Coca ha reunido durante tres días a los principales agentes del sector productor de resinas naturales en el Sudoeste Europeo en el II Simposio Internacional de Resinas Naturales. Durante el encuentro, que se celebró los días 16, 17 y 18 de abril, se han puesto de manifiesto las buenas perspectivas de futuro que se abren para el sector.

     

    Conclusiones

    Entre las conclusiones finales del Simposio ondea un mensaje claro: “La resinación fue y puede volver a ser una actividad económica de gran interés en Europa”. Para ello, los agentes del sector se comprometen a trabajar en común en las comarcas resineras e industriales de España, Portugal y Francia para que, a través de la innovación, se avance hacia el mantenimiento de esta actividad forestal como un aprovechamiento rentable para los resineros y capaz de garantizar un suministro de una materia prima natural, estable, duradera y de confianza, procedente de los.

    También se insta a las administraciones europeas para que promuevan la producción de resinas naturales en Europa en el ámbito de sus respectivas competencias. Una vez analizadas las necesidades actuales del sector, realizan las siguientes propuestas:

    · Integración de las tareas de resinación con las labores de selvicultura preventiva y de extinción de incendios forestales, y que su financiación se enmarque en los programas de desarrollo rural de la Política Agraria Común, manteniendo el espíritu y metodología de trabajo LEADER.

    · Adecuación del régimen fiscal y laboral de los trabajadores resineros a las particularidades de su actividad con su consiguiente cabida en el régimen agrario de la Seguridad Social.

    · Mejora en las condiciones laborales de los resineros y un marco adecuado de formación profesional que contribuyan a la incorporación de nuevos profesionales y al reconocimiento social de la actividad.

    · Apoyar la I + D + i en fisiología y genética vegetal, en la mecanización de las técnicas de extracción y en nuevos productos y aplicaciones de los derivados resinosos.

    · Vertebración del sector a nivel nacional y europeo. Para ello se solicita la constitución de una organización interprofesional de la resina en el que participen el sector productivo, el transformador y el comercializador, que contribuya a la estabilización de los precios dentro de los márgenes que permita el mercado internacional.

    · Apoyo a la industria de transformación para la modernización y ampliación de sus instalaciones a través de ayudas con fondos europeos y financiación para adquirir la materia prima que permita el pronto pago a los resineros.

    · Adecuación de la normativa química SEVESO para que eleven las cuantías de las diferentes categorías de riesgo para el almacenamiento de aguarrás y terpenos, haciéndolas más favorables, por la repercusión social que puede tener para el sector productor primario.

    · Promoción ante los consumidores de productos elaborados con resinas naturales que dispongan de ecocertificación y el reconocimiento de esos derivados como ecológicos y con emisiones neutras de CO2 a la atmósfera; en contraposición al uso de resinas sintéticas, procedentes de elementos fósiles.

    · Profundizar en regulaciones como  el Reglamento CLP de etiquetado que permite al consumidor diferenciar los productos naturales obtenidos del pino de los productos derivados del petróleo y que ha sido recogida con satisfacción.

    · Los apoyos antes indicados deben mantenerse durante el plazo que permita mejorar los bosques europeos y superar el desfase con las plantaciones más productivas de otros territorios.

    · La inclusión de esas medidas en una "Estrategia de Resinas Naturales Europeas", enmarcada en el Horizonte 2020 de la Unión Europea y concretamente en la Política Agrícola Común, en la Estrategia Forestal Europea y el nuevo Plan de Acción Forestal Europeo y en la Estrategia de la Industria Química Europea.

     

    El Simposio

    El II Simposio Internacional de Resinas Naturales ha sido posible gracias a la labor coordinada del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Coca (Segovia).

    En la financiación del mismo además del citado Ayuntamiento y la Comunidad de Villa y Tierra de Coca, ha sido posible gracias a la coordinación de las acciones previstas en dos proyectos (Sust-Forest y REMASA) que abordan iniciativas en este sector en diferentes ámbitos territoriales:

    El proyecto SUST – FOREST, Multifuncionalidad, conservación y empleo rural en el territorio del sur de Europa a través de la extracción de la resina, es una iniciativa enmarcada en el Programa de Cooperación Territorial Espacio Sudoeste Europeo 2007-2013, SUDOE Interreg IV B de la Unión Europea. La Fundación Cesefor, con el apoyo de la Junta de Castilla y León, y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), junto con un centro de investigación francés (ADERA) y una Cámara portuguesa (Ourém), además de varias empresas e instituciones asociadas completan los socios de este proyecto.

    El objetivo último es mantener la extracción de la resina como un aprovechamiento forestal rentable que contribuye al empleo rural, y a la conservación y prevención de incendios en los extensos pinares del área del Sur de Europa. Para ello, ha desarrollado diversas acciones desde la mecanización de esa extracción, cuyos avances pudieron comprobarse en el trascurso de la visita de campo y a través de una ilustrativa ponencia, las posibilidades de este aprovechamiento de constituir una activa herramienta frente a los incendios, tanto por la activa selvicultura y el modelo de combustible asociado que supone, como por la importante vinculación que esta actividad establece entre los resineros y el pinar, haciendo de ellos los primeros defensores del monte.

    A través de otras ponencias se pusieron de manifiesto los valores naturales de este hábitat del Pinus pinaster y de las funciones ecológicas que cumple, así como la compatibilidad de este aprovechamiento con ellas, siendo los ingresos generados a propietarios y resineros y el empleo estable en el medio rural, la vertiente económica y social de esta actividad, cuyo desarrollo durante décadas acredita sus sostenibilidad.

    Especialmente interesante resultó el bloque de ponencias dedicado a la industria de resinosos, último grupo de tareas que contempla el proyecto Sust-Forest. Además de contar con una amplia y diversa asistencia de la industria, sirvió para evidenciar el apoyo de la misma a la potenciación de la producción europea.

    Además de la industria de primera transformación, de la colofonia y aguarrás dependen otros muchos sectores de la potente industria química europea, sectores extraordinariamente modernos, tecnificados y comprometidos con el medio ambiente como se evidenció en alguna de las ponencias.

    Las cualidades de estos derivados de la resina y su reflejo en la normativa vigente en muchos ámbitos como el agroalimentario, fue el bloque final, con el que acabaron las ponencias y que precedió a la lectura de las conclusiones anteriores.

    El proyecto REMASA “Proyecto de Cooperación Interterritorial de la Resina y Biomasa”, está financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y lo integran seis Grupos de  Desarrollo Rural de las provincias de Cuenca, Guadalajara, Segovia y Soria, coordinados por el Grupo de Acción Local PRODESE de la Serranía de Cuenca. El proyecto pretende el impulso y aprovechamientos de resina y biomasa como puesta en valor de los recursos forestales y la dinamización de los agentes sociales implicados.

     

    Participantes

    El simposio ha contado con la asistencia de más de 250 personas. Se ha desarrollado a lo largo de estos tres días y además de las ponencias de destacados expertos en diversas áreas de conocimiento (desde el comercio internacional a la legislación ambiental, pasando por la anatomía y la genética forestal, y la planificación de la defensa contra incendios), ha tenido también sesiones destinadas a la presentación de la situación actual del sector en cada uno de los países, realizada por representantes cualificados de cada uno de los agentes intervinientes (propietarios de montes, gestores, administración forestal, resineros e industria). Además tuvo lugar un debate público en el que los habitantes de la comarca, eminentemente resinera, pudieron exponer su punto de vista y solicitar información directamente a una representación de esos agentes.

    Especialmente interesante resultó la visita de campo realizada al Monte Pinar Viejo de Coca, en la que a pesar del importante número de inscritos, se pudieron ver varios aspectos relacionados con la selvicultura, ordenación del pinar, aprovechamiento tradicional, nuevas herramientas diseñadas e incluso demostraciones de las actividades desarrolladas en campos como la mejora genética.

    La organización de esta visita a través de pequeños grupos resulto eficaz para poder mostrar todas estas actividades y corrió a cargo del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia, que a través de sus técnicos y Agentes Medioambientales mostraron a todos los asistentes la realidad de estos pinares y de su aprovechamiento.