NOTICIAS

  • 20 de mayo de 2013

    Carinbisa, rehabilitación de altas prestaciones donde la ventana de madera es clave
    imagen_7586.jpg
    El grupo Hoteles Catalonia esta rehabilitando inmuebles céntricos en Madrid y Barcelona para ampliar
    su oferta. Para conseguir el máximo confort de sus clientes buscan siempre las máximas prestaciones en aislamiento térmico y sobre todo un elevadísimo AISLAMIENTO ACÚSTICO.
    Para conseguir las máximas prestaciones, respetando al máximo la estética original de los edificios, el grupo Hoteles Catalonia confía en los cerramientos de madera de CARINBISA. Esta colaboración se ha plasmado en la construcción de 4 hoteles, Catalonia Plaza Mayor y Catalonia Atocha en Madrid, Catalonia Paseo de Gracia y Vueling by HC en Barcelona.
    En la última obra realizada Hotel Catalonia Paseo de Gracia, situado en la Gran Via 644 de Barcelona. Se han instalado ventanas CARINBISA V92, especialmente diseñadas para conseguir las máximas prestaciones. En esta rehabilitación se han sustituido más de 500m2 de cerramientos existentes por nuevos cerramientos fabricados por CARINBISA.
    Las ventanas se han fabricado con madera laminada procedente de bosques con Gestión Forestal Sostenible (GFS) y se han barnizado al agua en la cara exterior con RAL 8017 y 7042, dependiendo de la fachada, y en la cara interior con RAL 9016. Manteniendo la estética original en formas y distribución de los huecos.
    Este barnizado al agua tiene una durabilidad garantizada de 10 años, pudiendo superar los 15
    años sin re-barnizar realizando únicamente un mantenimiento mínimo recomendado, consistente en
    limpiar la ventana e hidratarla dos veces al año, con productos específicos. Además el proceso de rebarnizado se puede realizar “in situ” sin necesidad de decapar las ventanas, un ligero lijado y una mano a brocha, un trabajo rápido y sencillo.
    Las ventanas CARINBISA V92 se han equipado con cristales doble laminares acústicos y de baja emisividad, con una prestación de transmitancia térmica de 1,4w/m2ºK y una atenuación acústica de 50 dB.
    Esto unido al perfil de madera de 92 mm. de espesor, y las cuatro juntas de estanquidad con las que
    están equipadas las ventanas hace que el cerramiento en su conjunto obtenga las máximas prestaciones posibles.
    La prestación térmica que ofrece la ventana de madera instalada supone un ahorro del 60% del
    valor recomendado para la zona climática de Barcelona. Por lo que con estas ventanas se podría
    llegar a clasificar el edificio energéticamente como CLASE A.
     
    El ahorro energético de las ventanas CARINBISA
    V92 es de al menos de un 30% respecto a ventanas de pvc y un 60% respecto a ventanas
    metálicas utilizados habitualmente en este tipo de obras, que precisan un alto aislamiento acústico.