NOTICIAS

  • 7 de junio de 2013

    Cómo proteger contra el fuego locales de pública concurrencia: hoteles, hospitales y el caso “Las Vegas Sand”
    imagen_7600.jpg

    El Comité de Detección de TECNIFUEGO-AESPI celebró el pasado 30 de mayo en Alcorcón su Mesa Redonda, debate anual  de expertos que este año se ha dedicado a la seguridad contra incendios (SCI) en los locales de Pública Concurrencia: hospitales, hoteles, museos y el megaproyecto Las Vegas Sand.  Ahondando en las aportaciones que ofrece un sistema de detección de incendios automático a la seguridad de las personas y del edificio; la eficacia de los planes de evacuación ante una alarma de incendio; si las normativas de mantenimiento vigentes son las adecuadas para mantener estos edificios singulares; si existe suficiente cultura en prevención; y sobre las nuevas tecnologías de detección.

    Durante la inauguración oficial, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, se mostró convencido de  la importancia de la prevención de incendios y la planificación en seguridad y autoprotección. En este  sentido, David Pérez afirmó que “el esfuerzo económico en protección contra incendios es una inversión y no un gasto”. El alcalde de Alcorcón, muy comprometido con la innovación en seguridad, destacó la “imprescindible necesidad de que se establezca un vínculo permanente y sólido de colaboración y coordinación de todas las actuaciones, entre las empresas y la Administración, en materia de prevención de incendios como modelo de éxito”. Por último, el regidor repasó el papel que va a jugar el complejo de ciudad del ocio de Eurovegas, “que supondrá no sólo una fuente de empleo e inversión, sino una corriente de innovación tecnológica en todos los aspectos, entre ellos la gestión de Emergencias y Seguridad”.

    Por su parte, el presidente de TECNIFUEGO-AESPI,  Vicente Mans, explicó la función y objetivos de esta Asociación empresarial, cuyos miembros aúnan el conocimiento y los equipos más punteros en cuanto a tecnologías en seguridad contra incendios. “En TECNIFUEGO-AESPI ponemos especial énfasis en que las empresas tengan como finalidad la calidad y la eficacia, a través de certificaciones de organismos acreditados, así como en el cumplimiento de la legislación vigente y la lucha contra el intrusismo: “estamos hablando de la seguridad de las personas”, matizó.

     

    DEBATE EDIFICIOS DE PÚBLICA CONCURRENCIA

     

    PONENTES:

    Miguel Moreno, Coordinador del Comité de Detección de TECNIFUEGO-AESPI.

    Miguel Á. Saldaña, Ingeniero Industrial, y miembro de Honor de TECNIFUEGO-AESPI.

    Carlos Novillo,  Oficial Jefe del Servicio de Bomberos de Alcorcón.

    Ángel Meca,  Director de Seguridad del Hospital Universitario Gregorio Marañón.

    Maite Cobo, Directora de Instalaciones y Mantenimiento  del Grupo AC Hotels by Marriott.

    Asensio Martínez, Ingeniero de Evaluación de Riesgos de Seguros Allianz.

    Antonio Vallés, Director General de la ingeniería Ashes Fire Consulting.

    Andrés Pérez, Director de Seguridad Museo Thyssen-Bornemisza. Manuel Martínez, Director Grandes Cuentas del Grupo Eivar.

    Juan de Dios Fuentes, Vicecoordinador del Comité de Detección. TECNIFUEGO-AESPI.

     

    CONCLUSIONES GENERALES

    .  La asignatura pendiente dentro de la detección de incendios es la protección de las viviendas y particularmente en edificio de altura. Falta una normativa más eficiente que la actual para la prevención y protección de este tipo de edificaciones.

    . El personal que trabaja en un centro de pública concurrencia está más o menos formado dependiendo del grado de implicación de cada individuo, pero no lo suficiente para atender emergencias de alarmas de incendios. Los que no tienen conocimientos o muy poco son los usuarios del centro por falta de cultura de protección.

    . Estos centros deberían de disponer de unos estándares de protección establecidos, con comprobaciones internas periódicas y simulaciones de evacuación por alarma de incendios.

    . Las normativas vigentes de protección contra incendios son aceptables pero manifiestamente mejorables y el mantenimiento normativo totalmente insuficiente.

    . En general no se cumplen las normativas de revisión y mantenimiento de los sistemas de detección y la realidad del mercado con algunas contadas ocasiones, considera la protección contra incendios mas como un gasto, que como una inversión. Existe mucha negligencia en la supervisión de estos sistemas.

    .  Tres son los pilares en los que tiene que basarse una buena y eficiente detección de incendios: 1. Diseño adecuado a las necesidades del edificio a proteger y al cumplimiento estricto de las normativas vigentes. 2. Instalación del sistema con los equipos adecuados y calidad contrastada, asegurando su correcto funcionamiento. 3. Mantenimiento del sistema al 100% de todos sus componentes críticos, detectores, señalización acústica y maniobras de actuación sobre otros elementos de la instalación.

    . La prevención en un edificio de estas características en el paso más importante y para cumplir este primer requisito una buena detección de incendios es esencial. Habitualmente no hay cultura de prevención ni autoprotección contra el incendio en las personas que visitan un local de pública concurrencia, e incluso en algunos casos hasta del personal que trabaja en el edificio.

    . Desde el inicio de la crisis en España se ha notado un aumento significativo del no cumplimiento del mantenimiento de las instalaciones, así como un intrusismo flagrante por parte de compañías que engañan a los clientes que por desgracia consideran el precio como prioritario, sin pensar que no va a tener la seguridad de que el sistema de detección funcione cuando sea necesario.

    . Existe un gran desconocimiento por parte de los usuarios, del funcionamiento y actuación de la detección de incendios en sus establecimientos.

    . La aplicación de las nuevas tecnologías de productos en detección de incendios en las instalaciones no se produce rápidamente, los fabricantes estiman que desde que un nuevo equipo se presenta al mercado existe un año hasta su aplicación habitual, con el perjuicio que esto supone para los usuarios.