NOTICIAS

  • 15 de octubre de 2013

    El Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, revisado y en encuesta pública
    imagen_7682.jpg

    El Reglamento de Instalaciones de  Protección contra Incendios -RIPCI-(publicado en 1993) está siendo revisado en la actualidad y ha salido a encuesta pública, el pasado 30 de septiembre.

    El RIPCI es la base que regula el sector de protección activa contra incendios, donde se fijan criterios de diseño de instalación, se relacionan las normas de diseño y homologación de los equipos a instalar y se definen periodicidades, criterios y tareas a realizar en los mantenimientos preventivos.

    Uno de los aspectos que más está necesitando el sector es la actualización en  cuanto a revisiones y nuevas normas UNE, así como en la aplicación de la experiencia acumulada desde entonces en labores de mantenimiento.

    Por ello, desde el Comité de Instalación, mantenimiento e ingeniería de sistemas y equipos de TECNIFUEGO-AESPI, queremos informar de algunas normas UNE EN que contendrá el nuevo RIPCI y que ya en muchos casos empresas instaladoras y mantenedoras llevamos años cumpliendo.

    . Detección y alarma: El diseño, la instalación, la puesta en servicio, uso y mantenimiento  de los sistemas de detección y alarma de incendio, serán conformes a la norma UNE 23007-14:2009 (actualmente en fase de Información pública la versión del 2013). Con respecto a la norma vigente en el RIPCI, del año 1996, el grado de exigencia ha aumentado considerablemente, tanto a nivel de cobertura de equipos (más exigente, con el concepto de “distribución normal”), como a nivel de diseño.

    . Rociadores automáticos: El diseño y las condiciones de instalación de los sistemas de extinción por rociadores automáticos, serán conformes a la norma UNE-EN 12845 (última revisión del año 2010). Las normas que aparece en la versión actual del RIPCI son las UNE 23.590, UNE 23.591, UNE 23.592, UNE 23.593, UNE 23.594, UNE 23.596 y UNE 23.597, todas ellas publicadas en el año 1991, claramente superadas en tecnología y requisitos de seguridad por la nueva norma, adoptada ampliamente en toda Europa.

    . Sistemas de extinción por polvo: El diseño y las condiciones de instalación de los sistemas de extinción por polvo serán conformes a la norma UNE-EN 12416, adoptada en Europa desde el año 2008. Las normas actualmente reflejadas en el RIPCI, proceden del año 1979, lógicamente desactualizadas en cuanto a tecnología, composición de productos y eficacia.

    . Sistemas de extinción mediante agentes gaseosos: serán conformes a la norma UNE EN15004, adoptada en Europa desde el año 2009. Las normas de producto y diseño reflejadas en el actual RIPCI, las UNE 23570 a 23577, datan del año 2000, habiendo quedado totalmente obsoletas, tanto en requisitos de concentraciones (considerablemente menos restrictivas) como de equipamientos de seguridad.

     

    . Sistemas de extinción por espuma: conforme a las normas UNE-EN 13565-2, adoptada en Europa desde el año 2010. Las normas actuales, UNE 23521 A 23526,  están tan desfasadas que ni siquiera se ocupan del diseño de sistemas de protección mediante espuma de media y alta expansión, ampliamente utilizados hoy en día para protección de grandes espacios, como hangares de aviación.

     

    .Sistemas de Abastecimiento de Agua Contra Incendios: conforma a la norma UNE 23500:2012. La actualmente en vigor data del año 1990. Se ha cambiado considerablemente el diseño y exigencias constructivas de los Grupos de Bombeo Contra Incendios, que son el corazón de toda instalación activa de extinción. Así mismo, se ha aumentado considerablemente los requisitos de seguridad de los elementos.

    Para más info:

    Rosa Pérez
    Directora de Comunicación

    gabinete.prensa@tecnifuego-aespi.org