NOTICIAS

  • 24 de julio de 2014

    Datos del sector de máquina-herramienta para la madera en 2013 según ACIMALL (patronal italiana de maquinaria para la madera): la recuperación está por venir
    imagen_7905.jpg
    COMERCIO GLOBAL DE LA TECNOLOGÍA DE LA MADERA EN 2013 
    Las cifras de la industria mundial de la tecnología de la madera, procesadas por la Oficina de Estudios Acimall, son claras: los principales competidores internacionales registraron una tendencia negativa. La exportación disminuyó en Alemania (1.715 millones de euros, menos del 3,1 por ciento en comparación con 2012), a pesar de que se vio compensada por un fuerte mercado interno.
    Igualmente 3.1 por ciento de disminución, hasta 1.111 millones de euros, también para la exportación de Italia, siguiendo la tendencia a la baja que ya se había detectado a finales de 2012 y que, por desgracia, no fue mitigada por el mercado interno. 
    Las exportaciones también disminuyeron en los EE.UU. (menos de 7,5 por ciento frente a 2012, para un total de 283 millones de euros); reducción moderada también para Austria (menos del 0,6 por ciento, de 355 millones de euros) y para Taiwán (menos del 0,2 por ciento, por un valor total de exportación de 457 millones de euros). 
    Sólo China mejoró en 2012, con exportaciones a 790 millones de euros, superior en un 12,6 por ciento respecto a 2012, un resultado que les valió el tercer lugar en el ranking mundial de exportadores de tecnología de la madera. 
    Por lo tanto, la industria de la madera está todavía en una fase de "reflexión" sustancial. Aunque las tendencias son muy diversas en valores absolutos, se puede decir que la recuperación de la industria de transformación de la madera y materiales derivados está por venir. 
    Mirando el ranking de los top-50 los países de destino, es evidente que los Estados Unidos fueron los principales clientes de los fabricantes internacionales de tecnología de la madera en 2013. Las empresas de equipos en EEUU generó un valor total de 836 millones de euros, un 12 por ciento más que en 2012. El segundo lugar fue ocupado por Rusia, con 500 millones de euros, una cifra importante, pero claramente inferior (menos 24,8 por ciento) que en 2012. Esta fue una fuerte reducción del tamaño de uno de los mercados "supervivientes" de los últimos años, que ahora enfrenta a una situación geopolítica difícil sumado a la debilidad intrínseca del rublo. El tercer lugar es para Alemania, con un aumento del 10,9 por ciento en las inversiones en tecnología de fabricación extranjera, por un valor total de 397 millones de euros. Italia está en el número once, con 143 millones de euros de compras a fabricantes extranjeros, principalmente alemanes y chinos. 
    En términos generales, las cifras procesadas por la Oficina de Estudios de la asociación Confindustria muestran 28 países con reducción de las importaciones fuera del top-50. Las malas noticias son especialmente para Brasil (menos del 32 por ciento), Bielorrusia (menos 39,7 por ciento), Malasia (menos 40,1 por ciento), Estonia y Letonia (menos del 45 por ciento). 
    Hay solamente 22 países "virtuosos": Turquía está firmemente establecida en el número ocho, con importación hasta un 14,8 por ciento (167 millones de euros); tendencia interesante también para Hungría, con volúmenes "significativas" de las compras de tecnología extranjera (53 millones de euros), un aumento del 72 por ciento en comparación con 2012. Finalmente, hubo un "rebote" fuerte para Argelia, subiendo a colocar 43 en el ranking, como resultado de un crecimiento de 43,5 por ciento (32,4 millones de euros).