NOTICIAS

  • 10 de septiembre de 2014

    Biocidas: a partir del 1 de septiembre de 2015, no podrán comercializarse productos cuyas sustancias activas no hayan sido registradas en la lista ECHA
    imagen_7934.jpg
    La ECHA organiza el segundo Stakeholders’ Day sobre biocidas el próximo 24 de septiembre en Helsinki.
    El objetivo del evento es asegurar que las empresas entienden su papel y sus obligaciones bajo el Reglamento Europeo de biocidas, BPR En esta jornada se trata toda la información relevante sobre la aplicación del Reglamento de Productos Biocidas (BPR), incluyendo las herramientas y los servicios de apoyo disponibles para las empresas..
    La asistencia a la jornada es gratuita, pero es preciso inscribirse. Se ofrecerán en directo todas las ponencias mediante webstreaming.
    Se abordarán temas de interés para el sector como:
    • Impacto del BPR en el mercado de la Unión Europea;
    • la aplicación del artículo 95, en virtud del cual a partir del 1 de septiembre de 2015, no podrán comercializarse productos biocidas cuyas sustancias activas no hayan sido suministradas por un proveedor que figure en la lista que al efecto publicará la ECHA;
    • la autorización de la Unión: ventajas e inconvenientes;
    • las familias de productos en el BPR.
    TEMAS EN DISCUSIÓN EN LA APLICACIÓN DE LA NORMATIVA DE BIOCIDAS
    La normativa de biocidas es ciertamente muy compleja. La aplicación del nuevo reglamento europeo está planteando serios retos a nuestro sector, lo que unido al programa de revisión de sustancias activas y los últimos casos de alarma mediática sobre algunas sustancias sensibilizantes, hacen que los biocidas sean uno de los temas que mayor atención van a seguir requiriendo. Los principales asuntos actualmente en discusión son:
    1. Etiquetado de artículos tratados con activos “sensibilizantes”. En la aprobación de algunas sustancias activas se ha incluido el requisito de incluir una frase sobre sensibilización que puede ser redundante en algunos casos con la clasificación CLP de un producto que la contenga. Se está tratando de clarificar la interpretación a nivel europeo.
    2. Lixiviación de conservantes de película. La legislación de biocidas obliga a los proveedores de biocidas a realizar estudios de lixiviación de los algicidas y fungicidas utilizados para proteger las pinturas de exterior. Es importante para el sector que los estudios realizados contemplen de forma adecuada las distintas formulaciones. Por ello, CEPE está realizando tanto estudios independientes como colaborando con un proyecto en esta área que se está desarollando en España.
    3. Evaluación de los conservantes in-can. La Comisión Europea no tiene obligación de realizar estudios de impacto antes de tomas decisiones sobre las sustancias activas que se están evaluando. Por eso es primordial permanecer involucrados en el proceso para garantizar que sigan estando disponibles ciertos activos como los basados en el formaldehido o las isotiazolinonas y así poder seguir protegiendo los productos formulados en base agua.
    4. Aplicación de la frase EUH 208 (sensibilizantes de la piel). La aplicación de esta frase está sujeta en ocasiones a posibles distintas interpretaciones. El sector tiene elaborada a nivel europeo una guía que se va además a ampliar para incluir orientaciones específicas sobre las isotiazolonas.
    5. Situación del MIT. Este compuesto está siendo objeto de alarma en los medios por ciertos casos de alergia. El MIT no tiene una clasificación oficial a nivel europeo, no como el BIT, OIT o la mezcla CMIT/MIT que sí la tienen, por lo que su clasificación depende de la recomendación de los proveedores, que hace necesaria la inclusión de la frase EUH 208 en la etiqueta o no, dependiendo del umbral de clasificación propuesto por el proveedor. CEPE está discutiendo si es necesario comunicar de algún modo la presencia del MIT por debajo de 100 ppm, teniendo en cuenta los casos de alergia que se están detectando.
    6. Evaluación de sustancias activas anti-incrustantes. La evaluación de estas sustancias se está realizando desde un punto de vista muy conservador que podría tener un impacto claro en los productos del sector que podrían ver seriamente mermados los activos permitidos en este ámbito en Europa. Se están realizando campañas de información con la administración tanto a nivel europeo como estatal.
    ASEFAPI cuenta con un grupo de trabajo sobre biocidas en el que se monitorizan estos asuntos