NOTICIAS

  • 10 de marzo de 2015

    La Iglesia de San Nicolás de Bari de Aranda de Duero recibe un tratamiento antixilófagos
    imagen_8109.jpg
    Los insectos de la madera, como termitas y carcoma, están afectando a los retablos y el artesonado de la Iglesia de San Nicolás d Bari, del barrio de Sinovas, en la localidad burgalesa de Aranda de Duero. Los insectos de la madera penetran en el interior de estas estructuras y la deterioran. Por ello, Rentokil Initial, a través de su división TECMA experta en plagas de la madera, va a aplicar un tratamiento curativo-preventivo antixilófago que garantizará la conservación de este Monumento Nacional con vestigios románicos, cuya portada se data en torno al siglo XIII.

    Las estructuras de madera de los retablos y el artesonado de San Nicolás de Bari son las partes más afectadas por los insectos, por lo que Rentokil Initial aplicará en éstas su tratamiento mediante proyección presurizada, inyección, microinyección y pincelado. Se trata de un método por el cual se inyecta un gel insecticida-fungicida en ciertas partes de las piezas de madera, garantizando la protección de las mismas. A continuación, mediante la microinyección se hace penetrar otra sustancia también insecticida en los lugares con acabados decorativos atacados por los anóbidos. Todo ello para curar las estructuras madereras y prevenir nuevas infestaciones de termita, carcoma o cualquier insecto de este tipo.

    La presencia de carcoma en edificaciones con estructuras o elementos ornamentales de madera hay que tratarlas sin demora; ya que suponen un grave deterioro para los elementos afectados y son un foco de contaminación para el resto de elementos de madera presentes o que se incorporen al edificio, como carpinterías o mobiliario, explica Koldo Plazaola, máximo responsable de TECMA, en torno a la importancia de una adecuada, correcta y profesional prevención y tratamiento contra las infestaciones de xilófagos.

    Los insectos de la madera constituyen una plaga especialmente peligrosa debido a los daños materiales que pueden provocar en edificios de tanto valor patrimonial como la Iglesia de San Nicolás de Bari; circunstancia a la que se le añade la dificultad que conlleva su detección y control.