NOTICIAS

  • 6 de abril de 2015

    Jornada técnica sobre la modificación de la Ley de Montes: la posición del los selvicultores
    imagen_8144.jpg
    “Los Montes son la principal infraestructura del país, y creemos que su modificación servirá para gestionarlos mejor, de cara a seguir ofreciendo bienes y servicios fundamentales para la sociedad”. Así se ha expresado Francisco Carreño (en la imagen), presidente de COSE, la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España, en la jornada técnica sobre la modificación de la Ley de Montes, celebrada el 8 de abril en Madrid.
     
    El evento tuvo lugar 8en el Instituto de la Ingeniería de España, y fue organizado por el Colegio de Ingenieros de Montes y la Fundación Capital Natural, con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).
    Francisco Carreño, presidente de COSE (Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España) opina que “la Ley de Montes ha de cumplir la doble función de velar por la conservación de la Naturaleza, pero también la de ayudar a gestionar los aprovechamientos forestales”.
    COSE ha propuesto a los representantes del MAGRAMA presentes en la jornada, una “fiscalidad que incentive la gestión forestal sostenible”. Lo cual se concretaría en una bonificación del 30% en las cuotas del IRPF o del Impuesto de Sociedades de las inversiones realizadas en ese sentido. “Impulsar la gestión sostenible es el reto para poner en valor unos recursos infrautilizados”, ha dicho Francisco Carreño.
     
    El sector forestal español reclama una fiscalidad forestal específica
    Además, los propietarios privados de montes piden a la Administración su parte de co responsabilidad en la regulación de la propiedad y de la gestión forestal en España.
    COSE se muestra a favor de la interacción entre agentes públicos y privados, de cara a capitalizar los recursos del monte. Y valoran positivamente los instrumentos y modelos de gestión de la propiedad que la Ley favorecería, tales como los “Montes de Socios” o las “Sociedades Forestales” (SOFOR).
    Finalmente, aboga por “acertar en la regulación del acceso al monte”, para no perjudicar a otros aprovechamientos que no son la madera, tales como la ganadería o la recolección de setas.
    Todo ello son propuestas encaminadas a la creación de puestos de trabajo y riqueza, en el ámbito rural.
    El 67% de la superficie forestal de España es privada. “La diversidad es una obviedad, pero complica enormemente la gestión –concluyó Francisco Carreño-. La nueva Ley de Montes abre una puerta a la mejora de la gestión, y por ello la recibimos con optimismo”.
    El evento fue clausurado por Carlos del Álamo Jiménez, Decano del Colegio de Ingenieros de Montes, y Begoña Nieto Gilarte, Directora General de Desarrollo Rural y Política Forestal del MAGRAMA.
    Carlos del Álamo calificó la nueva ley como “interesante para conseguir incorporar la economía al monte, para hacerlo más rentable”.
    Begoña Nieto remarcó que “esta ley busca un equilibrio de lo económico, lo ecológico y lo social en torno al monte y su aprovechamiento, con flexibilidad aunque con el aval de la legalidad y la garantía de sostenibilidad”. Y terminó animando a movilizar su riqueza y generar economía. “Nuestros montes lo necesitan”.