NOTICIAS

  • 16 de julio de 2015

    Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre la Contribución del sector de la madera al balance de carbono
    imagen_8240.jpg
    El Diario Oficial de la Unión Europea ha publicado en su edición de 14.7.2015  el siguiente Dictamen, que por su interés resproducimos en partes completas puesto que afectan de forma especial a la madera en la construcción.

    Presentación del Documento
    El 27 de febrero de 2014, de conformidad con el apartado 2 del artículo 29 de su Reglamento interno, el Comité Económico y Social Europeo decidió elaborar un dictamen de iniciativa sobre el tema:
    Contribución del sector de la madera al balance de carbono 
    La Comisión Consultiva de las Transformaciones Industriales (CCMI), encargada de preparar los trabajos del Comité en este asunto, aprobó su dictamen el 13 de noviembre de 2014.
    En su 503 pleno de los días 10 y 11 de diciembre de 2014 (sesión del 10 de diciembre), el Comité Económico y Social Europeo aprobó por 119 votos a favor, 1 en contra y 5 abstenciones el presente dictamen.

    Algunos puntos de interés del Dictamen que se han resaltado
    2.6. Por otra parte, el CESE lamenta que en varios Estados miembros persistan disposiciones que limitan la utilización de la madera en los edificios de varios pisos, así como la existencia de normas contra incendios discriminatorias. En muchos países las normas contra incendios constituyen el principal obstáculo para el uso de la madera en edificios. Se han consensuado normas europeas relativas a la seguridad contra incendios en los edificios, pero este ámbito seguirá siendo responsabilidad nacional. Estas normas deberían retirarse inmediatamente porque es evidente que constituyen barreras comerciales que dificultan la expansión de los productos de la madera en el sector de la construcción (4).

    2.7. Por último, el CESE lamenta que se haya excluido a los sectores europeos de tableros a base de madera y de las serrerías del listado de sectores considerados vulnerables a la fuga de carbono. 

    3. Mejora de la utilización de productos de la madera para reducir las emisiones de CO2 en la lucha contra el cambio climático 

    3.1. El calentamiento global constituye una de las mayores preocupaciones políticas. De hecho, afecta gravemente a la salud humana y los recursos naturales. Las decisiones que tomamos sobre los materiales que utilizamos pueden tener un efecto significativo sobre las emisiones de dióxido de carbono, que son una de las principales causas del calentamiento del planeta. Los productos etiquetados como «ecológicos» o «respetuosos con el medio ambiente» gozan de una creciente aceptación entre los productores y consumidores. Al mismo tiempo se establecen políticas europeas y nacionales para fomentar estos productos. El CESE considera que el análisis del ciclo de vida (ACV) (5) es el instrumento de gestión medioambiental adecuado para el futuro.

    3.2. Europa puede reducir drásticamente las emisiones de CO2 incrementando los sumideros de carbono creados por sus bosques (mediante la optimización de su gestión) y aumentando el uso de productos de la madera manufacturados de manera sostenible. Se ha demostrado científicamente que la utilización de productos de la madera en la construcción y en la vida cotidiana tiene un efecto positivo sobre el clima (.../...) se ha demostrado que sustituir otros materiales de construcción por un metro cúbico de madera tiene como resultado una reducción media de las emisiones de CO2 de entre 0,75 y 1 tonelada. Además, un metro cúbico de madera almacena 0,9 toneladas de CO2.

    3.3. Un reciente estudio, realizado bajo los auspicios de la Universidad de Yale y titulado «Carbon, fossil fuel and biodiversity mitigation with wood and forests», ha revelado que un mayor uso de la madera en la construcción de edificios y puentes reduciría de forma sustancial las emisiones mundiales de dióxido de carbono y el consumo de combustibles fósiles. Los investigadores descubrieron que aumentar la utilización de productos de la madera hasta el equivalente del 34 % tendría efectos profundos y positivos. Sería posible reducir las emisiones mundiales de CO2 entre el 14 y el 31 % gracias al almacenamiento de CO2 en la celulosa y la lignina de los productos de la madera.

    3.4. El CESE pide a la Comisión Europea que apoye a los Estados miembros y al sector forestal europeo a encontrar y aplicar medidas y, posiblemente, incentivos para fomentar el uso de productos de la madera caracterizados por ciclos de vida largos (7). Cuanto más tiempo se utilice y reutilice la madera, tanto más almacenará esta el dióxido de carbono. Los residuos de materiales de madera (en sentido estricto) pueden reducirse al mínimo, principalmente debido a que todas las partes de la madera pueden utilizarse y reutilizarse de manera eficiente, mientras que, en última instancia, puede quemarse para recuperar su energía (8). Si Europa quiere hacer frente con eficacia al cambio climático, los Estados miembros y las instituciones europeas deberían fomentar el uso de productos de la madera y crear un contexto político favorable en el que se maximice su ciclo de vida.

    4. La madera en la construcción 
    4.1. La construcción y el funcionamiento de los edificios tienen ventajas medioambientales significativas. A nivel global, los edificios son responsables del 20 % del consumo total de agua, del 25 al 40 % del consumo de energía y de entre el 30 y el 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. La elección de los productos utilizados para construir o renovar tiene un impacto significativo en el medio ambiente. Por este motivo, el CESE reconoce que la madera desempeña un importante papel en el desarrollo de edificios sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Las oportunidades que se desprenden del uso de la madera en la construcción no se explotan plenamente, lo que afecta a la competitividad de la industria maderera. El CESE quiere analizar la manera de mejorar esta situación sin perjudicar los demás materiales.
    4.2. Desde hace tiempo la madera se reconoce como un material respetuoso con el medio ambiente y apto para una amplia gama de productos. Diversos estudios en diversos países sobre la evaluación del ciclo de vida han demostrado que los productos de la madera ofrecen grandes ventajas para el medio ambiente. La madera es uno de los pocos materiales de construcción renovables al 100 %, permite almacenar CO2 y es un aislante natural gracias a las celdas de aire en su estructura celular. Se trata de un material seguro, resistente y fiable, incluso en condiciones de gran tensión, como huracanes, terremotos e incendios.

    4.6. El CESE pide a las industrias europeas de la madera y los interlocutores sociales en este ámbito que lancen campañas coordinadas de información destinadas a crear una imagen más atractiva del sector. Debería animarse a los jóvenes a elegir vías de educación y formación que los preparen adecuadamente para una carrera en el sector de la madera.

    6. Explotación de la madera

    6.1. Aumentar la utilización de la madera en la construcción y en la vida cotidiana exige soluciones y medidas que permitan reforzar la explotación de la madera (incluidas soluciones destinadas a recuperar mayor cantidad de madera, productos de la madera y residuos de la industria y del reciclaje, de modo que puedan reutilizarse y reciclarse a su vez) y ampliar el ciclo de vida de los productos de la madera.