NOTICIAS

  • 10 de noviembre de 2016

    El sano orgullo de la industria de la madera gallega
    imagen_8667.jpg
    El Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia (CMD) se ha reunido el martes 9 de noviembre con representantes y alumnos de más de cincuenta concellos en la EFA Fonteboa, Escuelas Familiares Agrarias de Galicia, para compartir el sentimiento de orgullo e ilusión de formar parte de la familia de la madera. El CMD está totalmente alineado con los valores que promulgan las EFAS en cuanto a promover ese sentimiento de pertenencia al mundo rural y de defender una forma de vida apegada a la tierra a la que amamos y protegemos. Con una representación de empresas pertenecientes a toda la cadena de valor de la madera, el Cluster quiere mostrar ante los jóvenes alumnos de las EFAS su apuesta por el futuro, reivindicando un sector que está intrínsecamente unido a nuestra tierra, a nuestra cultura, incluso estando representado en el himno gallego (Os pinos). A lo largo de la crisis, el sector ha demostrado que ha servido para mantener empleo estable y los datos de ocupación reflejan que una apuesta por su desarrollo, supondrán un impacto muy positivo en la economía gallega. Por otra parte, la distribución de la riqueza que proporciona la actividad forestal y las industrias que se asientan en su entorno, combaten de forma decidida la despoblación, al fijar población y llevar rentas a las pequeñas poblaciones que no tienen otra alternativa que la subsidiación. Por otra parte, un recurso como el de la madera es el que mejor encarna los conceptos de la sostenibilidad y la economía circular. Por dar un dato, sólo los bosques gallegos reciclan un 20% de todo el CO2 generado en España. Por todo ello, las sociedades más avanzadas reivindican con orgullo su actividad forestal como garantía de sostenbilidad de algo tan esencial para la salud ambiental como son nuestros bosques. Los jóvenes con los que se han reunido los máximos representantes de la industria de la madera, representan ese cambio generacional caracterizado por la formación y la vocación ruralista. Las redes europeas en las que se integran las EFAS demuestran a sus alumnos cómo se puede vivir con dignidad en el campo y las empresas con su presencia, les señalan las vacantes que el desarrollo de la actividad generará en un futuro que a día de hoy se presenta muy esperanzador. Es un sentir generalizado en las empresas, que la sensibilidad de la Administración está cambiando positivamente ante un sector que a día de hoy no ha sabido exponer debidamente ante la sociedad los argumentos que le otorguen el lugar que se merece. Comprende el sector que la Administración, en su afán por atraer empleo para nuestra comunidad, le preste más atención a los foráneos que a los propios; podría decirse que los bosques gallegos no se pueden deslocalizar, porque son de aquí sí o sí, pero ello no quiere decir que no requieran atención para desarrollar todas sus capacidades. En esa misma línea, se está notando en algunos ayuntamientos, un cambio de actitud ya que, sin descuidar el cuidado de su patrimonio, empiezan a facilitar la actividad forestal, aumentando así la riqueza de sus vecinos. Sabemos que esta visión se va a contagiar muy pronto a aquellos que con su absurda burocracia lastran la actividad dificultando enormemente y encareciendo las labores de las empresas en sus concellos y, por tanto, perjudicando gravemente los intereses de sus votantes y vecinos. Apoyo explícito de Alberto Núñez Feijóo al sector Celebramos las palabras del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en su acto de investidura con las que reconoce que ésta va a ser la legislatura del sector primario. Para ello, propone un pacto sobre éste, además de adelantar nuevas medidas de promoción de la industria forestal. En palabras de Feijóo, “renovar el rural no es sólo una oportunidad económica, sino una obligación social y cultural para que nuestro crecimiento no sea desarraigado. Vivir en el rural no es una condena; es el hogar de miles de familias”. Además, ha anticipado la creación de un programa de emprendimiento en el rural, mostrando el compromiso de este equipo de gobierno para potenciar la vida en el rural. Unión y orgullo en un sector estratégico para Galicia El día de hoy, para profesores, alumnos de las EFAS y el sector de la madera, tiene un fuerte valor simbólico. Los jóvenes representan el futuro y ese orgullo e ilusión compartida de trabajar dignamente en el monte y en toda la cadena de valor de la madera, en un gremio tan icónicamente unido a nuestra tierra. El Cluster de la Madera y el Diseño de Galicia toma con ilusión el mandato de las empresas y los agentes sociales, de organizar actos de vanidad colectiva para las actividades entorno a la madera. Considerados por al Xunta de Galicia como un sector estratégico para la comunidad nos enfrentamos a un futuro prometedor avalado por datos objetivos. Según el Instituto Galego de Estadística, el sector representa el 30% de las industrias asentadas en 52 ayuntamientos de entornos rurales. Las 3.000 empresas que forman parte del sector, dan empleo a 70.000 personas (directo e indirecto), facturando cerca de 2.000 millones de euros. Estamos ante un escenario favorable que dibuja un futuro ilusionante. Contamos con la sabiduría de quienes comenzaron esta aventura hace años y consiguieron posicionar al sector al más alto nivel pero, sobre todo, tenemos garantizado el futuro con la llegada de jóvenes que creen en el poder de la madera, de nuestra tierra y de nuestras costumbres. Hoy es el día que aceptarnos el desafío de hacer real un legado. El sueño unánime de todas las fuerzas políticas gallegas apoyando la iniciativa del que era, a la sazón, conselleiro de agricultura, Romay Becaria. Un sueño compartido por todos de que Galicia debe ser un ejemplo de la explotación racional y sostenible de sus riquezas naturales y más, en concreto, su monte. Hoy es el día en el que la industria, la Administración, los profesores de estos jóvenes de clara vocación ruralista, ponen los cimientos que han de hacer real aquel sueño de la incipiente autonomía gallega.