NOTICIAS

  • 17 de junio de 2019

    ROCKWOOL lanza un nuevo sistema de aislamiento térmico y acústico para fachadas tipo SATE soporte madera
    imagen_9542.jpg

    Las personas pasamos el 90% de nuestro tiempo en el interior de los edificios. Esto hace que la seguridad, el confort y la eficiencia energética se conviertan en factores imprescindibles a la hora de proyectar un edificio o vivienda. Una de las mejores formas de garantizar estos factores es mediante un buen aislamiento de la fachada. Para ello, es necesario utilizar materiales con las propiedades adecuadas, como la lana de roca.

    En su compromiso por enriquecer la vida de las personas, ROCKWOOL ha creado el Sistema REDArt, una solución completa desde el aislamiento al revestimiento. Consiste en un sistema de aislamiento térmico y acústico para fachadas, ahora también disponible para soporte de madera, compuesto por un panel de lana de roca de Doble Densidad, ROCKSTATE DUO PLUS, morteros, acabados y otros accesorios. A través de este, se mejora la eficiencia energética, la seguridad, y se consigue un excelente aislamiento acústico. Además, el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) combina la estética con las propiedades de la lana de roca.

    Lana de roca y madera, una combinación ganadora en sostenibilidad

    Los materiales que se emplean son clave para la construcción de edificios sostenibles. La madera constituye una excelente opción, con grandes perspectivas de futuro en el panorama de los materiales de construcción utilizados en contextos urbanos.

    Este material ha experimentado una importante evolución en los nuevos sistemas de construcción tanto desde un punto de vista tecnológico como productivo, obteniendo prestaciones que, a menudo, superan las exigencias normativas.

    Las características de un Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE o ETICS a nivel europeo) combinan muy bien con las necesidades del tipo de estructuras ligeras, creando una protección integral y al mismo tiempo mejorando, en caso de sistemas con aislamiento de lana de roca, las prestaciones de los cerramientos desde el punto de vista térmico, acústico y de protección contra incendios.

    En este sentido, cabe destacar la ideal combinación técnica, operativa y de prestaciones entre los elementos estructurales de madera y los productos aislantes de lana de roca.

    Equilibrio entre rendimiento, estética y garantía

    La lana de roca ROCKWOOL aporta a la fachada tipo SATE un rendimiento más duradero, y la Doble Densidad de los paneles asegura la adherencia óptima del revoco y mejora el comportamiento mecánico de la solución.

    Por otro lado, REDArt ofrece una solución integral con más de 200 colores para elegir junto con distintos tipos de acabados (silicato y silicona) y 3 tipos de granulometría (1, 1.5 y 2 mm). Una amplia gama que permite libertad de diseño para crear el edificio deseado. Puede instalarse en viviendas unifamiliares y edificios que buscan confort, alta seguridad y sostenibilidad.

    El Sistema REDArt es rápido y fácil de instalar, lo que permite ahorrar en tiempos de instalación. Además, cuenta con una red de instaladores especializados en la instalación del sistema que garantizan la correcta ejecución en obra.

    Mayor seguridad: resiliencia al fuego

    En todos los edificios, la seguridad contra incendios es de gran importancia durante el diseño y la implantación de las instalaciones. Con más de 80 años de experiencia en la fabricación de aislamiento en lana de roca, ROCKWOOL ha desarrollado un amplio catálogo de sistemas de aislamiento avanzados y a medida en protección contra el fuego. El núcleo de lana de roca presente en el Sistema REDArt soporta hasta 1000ºC. El aislamiento ROCKWOOL actúa como barrera cortafuego y mejora la resistencia al fuego de los elementos constructivos.

    Máximo confort: excelentes propiedades térmicas y acústicas

    El sistema SATE proporciona un aislamiento térmico continuo, evitando puentes térmicos propios de una fachada. Como consecuencia, se obtiene un elevado rendimiento térmico, que se traduce en una reducción de la demanda energética y un mayor ahorro del consumo de energía necesaria durante todo el año. Del mismo modo, los paneles aislantes de lana de roca que se utilizan también contribuyen a mejorar el aislamiento térmico, además de garantizar el confort de las personas que habitan el edificio.

    Por otro lado, una fachada SATE está formada por una doble pared, que junto el núcleo de lana de roca absorbe parte del sonido mejorando el aislamiento acústico y reduciendo los ruidos no deseados.