NOTICIAS

  • 24 de octubre de 2019

    ¿Son compatibles los pavimentos de madera con la calefacción radiante? Presentados por ANFP los ensayos que demuestran que sí
    imagen_9620.jpg

    La Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet (ANFP) presentó el pasado día 10 de Octubre, en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), ante un auditorio de 80 personas, los resultados y conclusiones de los ensayos realizados por la Asociación, en colaboración con las empresas UPONOR, LAFARGE HOLCIM y BONA IBERIA, sobre la compatibilidad de los pavimentos de madera con los sistemas de climatización radiantes. Con pavimentos de madera maciza y con parquet multicapa. Con calefacción y con refrigeración. “Bien seleccionada y tratada la madera, y ejecutada correctamente la instalación, ajustada a la normativa vigente (56.810), el pavimento y el suelo radiante funcionan perfectamente”, asegura Javier Hervás, presidente de ANFP.


    La jornada, organizada y coordinada por ADEMAN (Asociación de Empresarios de la Madera de Navarra) y ANIP (Asociación Navarra de Instaladores de Parquet) y presentada por Fermín Olabe, director del servicio de Medio Natural del Gobierno de Navarra, captó el interés de diversos perfiles profesionales; entre ellos diseñadores y decoradores de interiores, arquitectos, constructores, promotores, instaladores, fabricantes de parquet y proveedores de maquinaria y productos de acabado de la madera, quienes felicitaron a la organización por la calidad del contenido y ponentes de la charla, y se mostraron muy participativos en el debate que cerró el evento.


    UNOS RESULTADOS EXCELENTES

    La climatización radiante persigue alcanzar en las estancias una temperatura de confort. Javier Hervás calificó como “excelentes” los resultados de los ensayos realizados, en laboratorios externos e independientes, sobre soleras de LAFARGE HOLCIM, de suelos de madera con sistemas de climatización radiante de UPONOR.

    “Raro es el día en que los fabricantes de parquet no recibimos una llamada de algún cliente preguntando si es posible colocar bajo el suelo de madera una calefacción radiante”, introdujo Javier Hervás. De aquí proviene el interés de ANFP por dotar de un respaldo científico, contrastado y certificado a este tipo de sistemas de pavimentación y climatización.

    El presidente de ANFP relató a los asistentes a la jornada cómo se han realizado los diferentes ensayos, sobre un panel termo conformado, sobre tetones o sin ellos, con o sin mortero (de base anhidrita), con parquet pegado y flotante, con multicapa y macizo, con calefacción y también con refrigeración. Diferentes densidades, grosores y formatos de parquet, para concluir cuáles son las condiciones idóneas (según Norma 14.342) para alcanzar un suelo radiante eficiente, que no dé ningún problema tras su instalación.

    “La madera funciona y se comporta bien con los suelos radiantes. Ha sido comprobado en laboratorio. En general, el material no se mueve. Empleadas en los ensayos juntas de testa, el movimiento de las tablas es prácticamente nulo. Incluso con pavimento de madera maciza. “Ninguna instalación realizada con arreglo a norma ha generado problemas a posteriori”, concluyó en su ponencia Javier Hervás.


    LAS COSAS BIEN HECHAS

    Jesus Urriza, gerente de la empresa PAVIMENTOS BIDASOA, S.L. y presidente de ANIP (Asociación Navarra de Instaladores de Parquet), rindió justo homenaje a Juan Urbiztondo Araujo, miembro histórico de la Federación Española de Pavimentos de Madera (FEPM) y autor del manual “Pavimentos de madera con sistemas radiantes de calefacción y refrigeración”.

    Tras enumerar las virtudes y ventajas de los sistemas de climatización radiante, el presidente de ANIP se refirió a la madera como material demonizado “incluso dentro del sector”, donde muchos lo tachan de “aislante e inadecuado para un suelo con calefacción radiante”.

    Frente a esas opiniones negativas, Jesús Urriza recordó a su auditorio en la sede de la CEN que “la madera sobresale por su belleza y calidez, es un material natural, saludable y renovable, abierto a infinidad de diseños y acabados… No es extraño que todos los demás materiales intenten imitarla, empleando incluso la palabra parquet…”

    Entre sus características, hay una inherente a la climatización radiante: La madera es higroscópica. Esto es, absorbe la humedad atmosférica. Es muy importante la humedad de equilibrio que alcanza un pavimento de madera en el entorno donde ha sido colocada. Es una variable clave a la hora de acometer una instalación correcta de un pavimento de madera.

    Para colocar parquet sobre un suelo radiante, la norma 56.810 (que se refiere a la correcta colocación de los suelos de madera) contempla y recomienda el sistema de tuberías por agua embutidos en morteros.

    Y el sistema de colocación de parquet adecuado es el de encolado, porque “es el más eficiente para la transmisión de calor”. Asimismo, “conviene no emplear adhesivos en base agua”.

    El gerente de PAVIMENTOS BIDASOA recordó a sus colegas y a los prescriptores presentes en la jornada que la norma recomienda “utilizar maderas estables, poco nerviosas, de densidad en torno a 550 kg/m3, y su resistencia ha de ser de 0,17 m2/W, tal como cumple la práctica totalidad del parquet que se ofrece en el mercado”.

    Por último, y no por ello menos importante, ante una instalación de este tipo procede intercambiar información entre todas las partes involucradas. “Si la vivienda no está en las condiciones apropiadas, no se puede instalar el parquet -declamó Jesús Urriza-. Finalmente, hay que entregar al cliente un manual de instrucciones del sistema de climatización y un manual de mantenimiento del parquet. También lo contempla la norma”.

    Urriza considera que “hay que concienciar a toda la cadena involucrada en el proceso, desde el prescriptor al cliente final, pasando por fabricantes, almacenistas, vendedores e instaladores de que el suelo radiante con pavimento de madera es perfectamente válido, siempre y cuando se haga bien y, al contrario, si se hace mal, se desprestigia al concepto, y a todo el sector”.


    UN SECTOR FRENTE A UN MITO

    Los principales fabricantes españoles de parquet, agrupados en la ANFP e integrados en la FEPM (Federación Española de Pavimentos de Madera), tratan desde hace muchos años de “desmitificar la inconveniencia de combinar los suelos de madera con la calefacción o refrigeración radiante”. Y es que más de la mitad de los pavimentos con climatización radiante que se colocan en el centro y norte de Europa son de madera, mientras que en España se sigue cuestionando esta solución constructiva.

    Desde el conocimiento del producto y la experiencia del usuario, esto es, desde un punto de vista técnico y objetivo, “un sistema de suelo radiante refrescante es absolutamente compatible e igual de eficiente con un pavimento de madera”, asegura Javier Alarcia, Director de Formación en ORKLI, S. Coop., empresa especializada en la fabricación y comercialización de sistemas de calefacción por suelo radiante refrescante. Una empresa que proyecta alrededor de 2 millones de metros cuadrados anuales de suelo radiante, de calefacción y refrigeración. “El 70% de los que hemos proyectado este año son con pavimento de madera -anunció Javier Alarcia en su presentación-, y no nos llega desde el usuario, a través de su experiencia, ningún problema que venga exclusivamente derivado por el uso de esta tipología de pavimento”. A su juicio, sólo “hace falta un buen proyecto y el escrupuloso cumplimiento del capítulo 11 de la norma 56.810, y sus especificaciones sobre la colocación de parquet sobre suelos con sistemas de climatización, de calefacción y de refrigeración”. En efecto AENOR contempla, sin complejo alguno, la posibilidad combinar el suelo radiante con un pavimento de madera. “Utilizar madera no hace desmerecer al sistema -concluyó Alarcia-. Lo que verdaderamente importa es la calidad del dispositivo de control del mismo; de la demanda energética, de la temperatura de impulsión e incluso de la humedad del ambiente, como en cualquier otra instalación”.

    Alejandro Bueso-Inchausti, arquitecto y fundador del estudio BUESO-INCHAUSTI & REIN Arquitectos, declarado “amante de la madera y pionero y defensor a ultranza del suelo radiante”, mostró a los asistentes a la jornada numerosos ejemplos de compatibilidad de climatización radiante con pavimentos de madera, de sus proyectos realizados en diversos países de todo el mundo. “En nuestro propio estudio, los empleados prefieren trabajar en las áreas donde el suelo es de madera, en vez de las zonas revestidas con mármol”, bromeó el prestigioso arquitecto.

    “La madera, como material, y el parquet, como producto, son absolutamente idóneos y compatibles con los sistemas de climatización radiante; siempre que se seleccione la especie apropiada, que las condiciones de humedad de la solera y de la madera sean las adecuadas, y que la instalación del suelo radiante y del pavimento se realicen correctamente”, sentenció Justino Sevillano, presidente de la Federación Española de Pavimentos de Madera (FEPM).