NOTICIAS

  • 15 de julio de 2020

    Maquinaria para tableros: Vecoplan presenta su nueva trituradora VRZ para reciclaje y procesamiento de residuos de madera
    imagen_9825.jpg
    Vecoplan VRZ: la trituradora para reciclaje y residuos de madera que apenas necesita mantenimiento
     
    La nueva trituradora VRZ de Vecoplan se distingue sobre todo por su rotor, que en vez de llevar las clásicas herramientas de corte está equipado con dientes en forma de hoz. Gracias a ello, la máquina es capaz de romper y triturar con total seguridad incluso fardos de diferentes materiales envueltos en alambre. Los desarrolladores se han centrado en conseguir un diseño robusto que requiera poco mantenimiento y permita llevar a cabo rápidamente las mínimas tareas de conservación necesarias.

    «Las trituradoras de nuestros clientes suelen funcionar sin interrupción durante periodos muy largos», cuenta Martin Baldus, jefe de desarrollo de trituración industrial (Industrial Shredding) de Vecoplan AG. Este tipo de máquinas se utilizan, por ejemplo, para procesar el material destinado a los hornos de incineración en plantas cementeras o para triturar de forma eficaz los envases de plástico, metal y materiales mixtos dispuestos en bolsas amarillas para su recogida, así como la basura doméstica. «Cuando desarrollamos la nueva trituradora de la serie VRZ, nos importaba mucho que fuera robusta y resistente a las impurezas o cuerpos extraños, fiable y de bajo mantenimiento», explica Baldus. Por esta razón, los desarrolladores no equiparon el rotor con herramientas de corte, sino con dientes en forma de hoz que desgarran el material y permiten que la VRZ procese fácilmente incluso fardos envueltos en alambre. Gracias a ello, esta potente máquina es también perfecta para el tratamiento de madera de desecho y para triturar sin problemas, por ejemplo, cepellones, tablas y maderos enteros, que suelen contenerr clavos u otros elementos extraños.

    Para los rotores, Vecoplan apuesta por accionamientos HiTorc, que son dinámicos, potentes y carecen de elementos mecánicos como correas, enganches o grupos hidráulicos, por lo que apenas necesitan mantenimiento en comparación con los accionamientos hidráulicos. Y no solo eso: como tienen que mover menos masa, alcanzan un rendimiento más favorable que permite al operador de la instalación reducir considerablemente los costes de energía. Los accionamientos, con una potencia de 2 × 138 kilovatios, no tienen absolutamente ninguna sensibilidad a las impurezas o materiales extraños. Además, funcionan de manera muy dinámica, lo que mejora el comportamiento de arranque e inversión. De esta forma, la VRZ es perfecta también para materiales duros y difíciles.

    «A la hora de desarrollar la máquina nos importaba minimizar los costes de servicio y mantenimiento para el operador de la instalación», dice Baldus. Algunos componentes, como los elementos obturadores del rotor y la pared lateral, reemplazables y resistentes al desgaste, evitan, por ejemplo, que los materiales se atasquen entre la superficie frontal del rotor y la carcasa de la máquina. Y por si esto fuera poco, el diseño optimizado de la máquina facilita la sustitución de los bastidores de corte y los rotores, lo que permite que los trabajos de mantenimiento más laboriosos, como las soldaduras de refuerzo, puedan realizarse desde fuera de la máquina para reducir considerablemente los tiempos de inactividad. «Nuestra nueva VRZ está diseñada para mantenerse operativa durante mucho tiempo, incluso si se produce desgaste», asegura el experto de Vecoplan. 
     
    Vecoplan AG es el fabricante líder de maquinaria e instalaciones para la industria del reciclaje y la gestión de recursos. Sus equipos se utilizan para triturar, transportar y procesar madera, biomasa, plásticos, papel y otros materiales, así como residuos domésticos e industriales. Vecoplan desarrolla y fabrica sus propios sistemas y componentes, que se distribuyen en todo el mundo y se emplean en los sectores del procesamiento de la madera y el tratamiento de residuos. En sus plantas propias de Alemania, EE. UU., el Reino Unido, España y Polonia trabajan actualmente alrededor de 380 empleados.