NOTICIAS

  • 22 de junio de 2022

    ROCKWOOL lanza Rockciel, un nuevo panel rígido pensado para cubiertas inclinadas y soluciones fotovoltaicas
    imagen_10319.jpg
    – ROCKWOOL, compañía líder en aislamiento sostenible de lana de roca, en su apuesta por la innovación continua, lanza su nuevo producto Rockciel, un panel rígido 100% de lana de roca de doble densidad, pensado para el aislamiento en cubiertas inclinadas, ligeras (madera) y pesadas (cerámica y hormigón) bajo rastreles. El crecimiento del mercado residencial, la puesta en marcha de los planes de rehabilitación y la creciente demanda de las instalaciones fotovoltaicas en las cubiertas inclinadas está generando una mayor demanda de la lana de roca en esta aplicación. Por ello, la compañía lanza esta nueva solución constructiva, que aporta un excelente aislamiento térmico y acústico, garantizando la máxima protección al fuego y posicionándose como el panel idóneo para soluciones fotovoltaicas en cubiertas inclinadas.
    Rockciel, cuenta con una garantía de producto de 25 años y entre sus propiedades técnicas, destaca su excelente reacción al fuego, aportando la máxima seguridad, al ser un material incombustible A1, y un excelente aislamiento térmico y acústico, obteniendo unos datos de ensayo acústico de 37dBA (en espesor 140 mm). Este nuevo producto aporta un aislamiento continuo que evita puentes térmicos y un sistema de cubierta ventilada que reduce el riesgo de condensaciones.
    Además, la doble densidad del panel permite una mejor adaptabilidad al soporte y un gran rendimiento mecánico, mejorando la resistencia a carga puntual y a compresión. El nuevo producto es ideal tanto para rehabilitaciones integrales como para obras nuevas y es fácil y rápido de instalar gracias a la optimización de sus paneles.
    El innovador Rockciel cuenta con las siete cualidades que caracterizan a la roca: la resiliencia al fuego, propiedades térmicas, prestaciones acústicas, robustez, estética, comportamiento al agua y circularidad. Esta última propiedad permite recuperar y reutilizar el producto de manera infinita.
    ROCKWOOL trabaja para reducir la huella de carbono de las ciudades 
    La gran mayoría de los edificios del mundo no son compatibles con los objetivos climáticos. Estos representan el 36% de las emisiones mundiales en la UE y, además, alrededor del 75% son energéticamente ineficientes. Sin embargo, los índices de rehabilitación profunda de edificios siguen siendo muy bajos; alrededor del 0,2% anual. Gracias a la instalación de un aislamiento eficiente y sostenible como la lana de roca, se puede reducir la factura energética entre un 50% y un 90% y proteger al edificio ante factores externos. Por ello, la compañía se ha comprometido con 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS), con el objetivo de reducir las emisiones que se generan en las ciudades. 
    En este sentido, el impacto positivo de la compañía en los ODS se refleja, por ejemplo, en el hecho de que la cantidad de aislamiento de edificios que se vendió en 2021 permitirá ahorrar, a lo largo de toda su vida útil, 100 veces el carbono emitido y la energía consumida en su producción.
    Así, la rehabilitación de los edificios con materiales aislantes como la lana de roca se perfila como una de las soluciones más sostenibles y rentables para ahorrar energía y, por lo tanto, reducir los gases de efecto invernadero y los niveles de contaminación del aire.