NOTICIAS

  • 8 de enero de 2009

    Plan de apoyo al sector de la madera y mueble
    imagen_6158.jpg
    Ha sido aprobado el Plan de apoyo al sector en el Consejo de Ministros celebrado el 26 de diciembre de 2008, en el que se ha producido el acuerdo de aprobación sobre medidas financieras para los sectores de la madera y el mueble.  En dicho Consejo de Ministros también se aprobaron las medidas socio laborales del Plan de apoyo para los sectores del textil y juguete y el mismo viernes la Vicepresidenta del Gobierno telefoneó al nuestro Presidente, Pedro García Moya, para informarle de la aprobación de las medidas y financieras y que las medidas sociolaborales de nuestro sector serán aprobadas en el mes de enero.

    En el ámbito financiero, el Acuerdo supone una prórroga del Acuerdo de Consejo de Ministros de 9 de junio de 2006 por el que se instrumentó una línea de financiación, a través del Instituto de Crédito Oficial, para el trienio 2006-2008 para los sectores textil, calzado, mueble y juguete, posteriormente ampliado a los sectores de curtido, marroquinería y madera.

    Las modificaciones que se introducen en la ampliación de la línea para el período 2009-2011 se refieren a:

    • La dotación de la línea, a cargo del ICO, es de 150 millones de euros.
    • El tipo de interés para el beneficiario con la bonificación de intereses del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio es de tipo fijo/variable ref. ICO -0,225%.
    • Se eleva el límite de la financiación hasta el 100 por 100 de la inversión y se podrá incluir un 40% de gastos ligados a la inversión.
    • El límite máximo del préstamo es de 2.500.000 euros.
    • Se establece un fondo de garantía de las operaciones que se formalicen, que será depositado en el ICO y su importe será de 11,25 millones de euros para el período de vigencia de la Línea 2009-2011. Con este fondo, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio asumirá hasta el 50 por 100 del riesgo de las operaciones formalizadas hasta que se agoten los 11,25 millones de euros, y con un máximo de hasta un 15 por 100 del importe dispuesto por cada entidad de crédito.
    • El beneficiario y la entidad de crédito negociaran los diferentes plazos de amortización: cinco, siete y diez años sin carencia o incluidos diferentes años de carencia del principal.