NOTICIAS

  • 19 de septiembre de 2013

    La nueva versión de la norma EN 14080:2013 para productos laminados encolados, novedad importante en el sector de estructuras de madera
    imagen_7663.jpg

    La normalización de los productos estructurales encolados de madera aunque sigue estando a la zaga del mercado finalmente va recortando distancias.

    En este contexto de cambio por fin ha sido aprobada la nueva versión de la norma EN 14080:2013 para productos laminados encolados. La norma, que cambia notablemente respecto a su versión anterior,  se convierte en una de las piedras angulares de la normalización de los productos estructurales de madera. Es fruto de un intenso proceso de redacción y discusión que ha dado lugar a más de 100 páginas de texto.

    La nueva norma EN 14080:2013 incluye y unifica todos los requisitos de producción, control y ensayo de la madera laminada encolada anteriormente recogidos en un excelente catálogo de normas a las que sustituye (Normas EN 385, EN 386; EN 387; EN 390; EN 391; EN 392; EN 1194 y EN 14080:2005). Como novedad principal incluye en su objeto a los Dúos-Tríos de madera laminada y otras variantes de productos encolados no recogidas previamente en la normativa como las piezas de madera laminada encoladas entre sí.

    Los dúos y tríos de madera encolada son piezas realizadas con lámina de grosor superior a 45 mm e inferior o igual a 85 mm que se emplean de forma frecuente en edificación residencial, formando vigas, pilares, pares, etc. Sus diferencias respecto a la madera laminada son por un lado un mayor grosor de lámina (máximo de 45 mm para la laminada) y por otro lado su forma de insalación, ya que se suelen colocar con las láminas en vertical lo que hace menos visible la condición de laminado del producto y lo aproxima más estéticamente a la madera aserrada.

    Entre las grandes ausencias en esta nueva norma se encuentra la madera laminada de frondosas, excluida del texto, y que probablemente será objeto de una norma específica más adelante. Este producto, en fase de expansión, actualmente se viene certificando a través de evaluaciones de idoneidad técnicas y sellos de carácter voluntario.

    La normalización alcanzará también de forma segura al producto estrella del momento: los tableros contralaminados estructurales, para  los que ya se encuentra en fase de borrador una norma específica, la prEN 16351, cuya redacción avanza a buen ritmo.