NOTICIAS

  • 11 de marzo de 2015

    La marca N de muebles de cocina se simplifica gracias a la nueva norma
    imagen_8110.jpg
    Después de más de 20 años de gestión desde que se aprobó en el año 1993 el primer reglamento para la certificación de este producto, han surgido novedades en el panorama normativo que pueden suponer una simplificación de los engorrosos procedimientos, un importante ahorro económico y en general un nuevo impulso para la certificación AENOR del mueble de cocina.

    En diciembre de 2015 y después de gestarse durante casi 3 años de trabajos de revisión se aprobó la norma UNE 56875 “Muebles de cocina. Especificaciones, requisitos y métodos de ensayo” que anula y sustituye a las tres normas anteriores UNE 56841, UNE 56841 y UNE 56843 (ensayos mecánicos, ensayos de los revestimientos superficiales y ensayos físicos). Esto en si mismo es la primera novedad porque la agrupación en una norma única simplifica los certificados haciéndolos más “limpios” y prácticos.

    Otra novedad que afectará  la certificación es la definición de dos niveles de uso en el mobiliario de cocina (a los que libremente pude presentar el fabricante su producto)  denominados “uso general” y “uso intenso”.

    En la nueva norma se han incorporado muchos ensayos mecánicos (basados todos ellos en normativa europea de mobiliario de hogar en general), se han eliminado algunos de los antiguos por obsoletos e irrelevantes, se han actualizado las especificaciones de los revestimientos superficiales para hacerlas más acordes con las prestaciones actuales del mueble de cocina y se han dejado prácticamente sin cambios los ensayos físicos.

    A partir de ahora y ya con la nueva norma como referencia se revisará el reglamento particular de certificación de este producto durante el primer semestre de 2015 con la idea de aplicarlo ya al seguimiento del 2º semestre.

    Algunas de las ideas generales que deben guiar la filosofía de simplificación en el nuevo reglamento son las siguientes:

        Simplificación en el control interno en fábrica;
        Simplificación de los ensayos de seguimiento de la marca (con el propósito de eliminar ensayos iterativos de materiales o elementos ya ensayados).
        Agilización de los procedimientos de concesión y contacto más directo entre los laboratorios y los fabricantes, sobre todo a los efectos de retirada de productos que no alcancen los criterios de calidad de la norma (sin la participación de los servicios de inspección de AENOR).
        Posibilidad de extender la certificación a los fabricantes de elementos auxiliares (y no solo a los suministradores o fabricantes de mobiliario completo de cocina), por ejemplo a fabricantes de puertas o frentes, de herrajes, tiradores, elementos lineales etc.