NOTICIAS

  • 28 de septiembre de 2016

    La madera gris marcará tendencia en 2017, según Gabarró
    imagen_8640.jpg

    Según la compañía especializada en distribución de madera, tableros y tarimas, Gabarró Hermanos (www.gabarro.com), la madera en su gama de tonos más naturales, marcará tendencia en 2017.

    La protagonista absoluta será la madera agrisada por el tiempo, como el roble y el castaño, que disponen de una larga durabilidad. Maderas que lucen sus imperfecciones y que potencian sus betas y sus rugosidades.

    Para conseguir este efecto envejecido la madera, ya aserrada y sin cepillar, se expone durante más de un año a la intemperie para que el sol, los rayos ultravioletas (UV), el viento, la lluvia y la humedad la oxiden de manera natural, consiguiendo un color grisáceo o plateado, sin necesidad de utilizar ningún tipo de colorante o producto químico para teñirla de manera artificial.

    Gabarró comercializa madera agrisada de manera natural de roble y castaño, en lamas de unos 26 mm. de grueso y en anchos variados.  

    Su aplicación es apta para revestimientos tanto interiores como exteriores y sus acabados son ideales para decorar locales comerciales, establecimientos del canal Horeca o viviendas particulares que opten por un estilo decorativo rústico o vintage. También es una opción a tener en muy cuenta en Interiorismo a la hora de escoger suelos y pavimentos.

     

    Sobre Gabarró

    Con sede central en Sabadell (Barcelona) y delegaciones en Polinyà y Gavà (Barcelona), Benifaió (Valencia), Fuenlabrada (Madrid) y Vitoria (Álava), Gabarró Hermanos, S.A. dispone de 67.000 de instalaciones y almacenes.

    Con una plantilla de 110 profesionales, comercializa, desde 1907, una amplia gama de madera aserrada y mecanizada, suelos de madera y tecnológicos y todo tipo de tableros y mantiene una política de respeto y compromiso con el medio ambiente.

    Gabarró, que también apuesta por la formación de sus colaboradores y por la innovación, inaugurará próximamente su primera delegación en Andalucía: un almacén de 2.500 m2 y 100 m2 de showroom en Málaga capital.